LOS 99 NOMBRES DE ALLAH – A-R-RAHMAN – A-R-RAHIM – II – III

A-RAHMAN – A-R-RAHIM 

Dice un hadiz qudsi:

“Yo era un tesoro oculto, amé y deseé y quise ser conocido, entonces creé la creación”.

Soy consciente de que este apartado de los Nombres Divinos precisa más largas y completas explicaciones. No obstante, he considerado que, en una primera instancia, resulta mejor ser breve, para con la ayuda de Allâh realizar esta empresa por segunda vez en el futuro, y entonces sí, dedicarle más completas explicaciones.

Este hadiz qudsi nos explica la razón por la cual existen y son mencionados en el Qur’an los Nombres Divinos. En efecto, Allâh por Si Mismo no tiene necesidad alguna de ser nombrado de la manera que fuere; ya que El es lo que es sin necesidad de ser ni conocido, ni reconocido, ni nombrado.

Hablamos del Nombre de Allâh (Ism al Azam) el cual designa a Allâh sin reflejar cualidad alguna. Allâh es Su Nombre, le designa a El Mismo, en toda Su Grandeza, en toda Su Infinitud.

bismillah15

Ahora vayamos a desarrollar el significado de Su Nombre “A-r-Rahman” (Aquel quien es El Mismo Misericordia); y lo vamos a desarrollar junto con “A-r-Rahim” (El que manifiesta Su Misericordia) pues ambos son complementarios, siendo el segundo reflejo del primero y su aplicación en la Creación. No en vano, ellos aparecen juntos en la fórmula de la Basmallah, la cual abre todas las surats del Qur’an excepto una.

A-r-Rahman representa a Allâh de una forma casi completa; podríamos decir que es consustancial al Nombre Allâh cuando observamos el comienzo de la surat que lleva Su Nombre: “A-r-Rahman”

El Misericordioso (A-r-Rahman), ha enseñado el Qur’an, ha creado al hombre, le ha enseñado a hablar. El sol y la luna discurren por dos órbitas precisas. Y el astro y el árbol se prosternan. Ha elevado el cielo y ha puesto la balanza para que no abusarais al pesar y cumplierais el peso con equidad, sin menoscabo. Ha hecho la tierra para las criaturas. En ella hay frutas y palmeras con brotes en espatas. Semillas, que se convertirán en paja y arrayanes. ¿Qué dones de vuestro Señor negaréis ambos* (Corán: 55 – 1 a 11)

*Ambos= ¿hombres y genios? Sí, porque en otro ayat se dice que se ha hecho descender el Libro para los hombres y los genios.

Podemos concluir por el comienzo de esta surat, en principio dos cosas:

Por un lado “A-r-Rahman” es nombrado en ella como creador y mostrando el Qur’an, por lo cual es fácil considerar que nos estamos refiriendo a El de la misma manera en la cual nos referimos a Allâh Mismo. Ahora bien, Allâh es Allâh en Su Esencia Propia, sin necesidad de creación y en esta surat es nombrado “A-r-Rahman” refiriéndose a Su poder creador

Por otro lado, al ser “A-r-Rahman” quien creó al hombre y enseña el Qur’an, podemos concluir que la creación del ser humano de parte de Allâh, así como la Revelación que dicho hombre ha recibido por medio de Su Profeta -sobre él la plegaria y la paz -, no es sino una Misericordia de Allâh.

Los pesares y problemas, las desgracias, así como las alegrías, el amor, los gozos y tristezas; todo cuanto nosotros consideramos como bueno o malo, positivo o negativo, desde el punto de vista de la Realidad, no es sino una Misericordia; y esta Misericordia es un Bien; de ahí lo que nos enuncia este hadiz:

“¡Es admirable el caso del creyente! Pues, todo asunto encierra un bien para él y esto no ocurre con otro que no sea creyente. Pues, si le llega la facilidad y es agradecido con Allah, hay un bien para él. Y si tiene paciencia ante la dificultad, también consigue un bien para él.”
Sahih Muslim.

En cuanto a “A-r-Rahim” es el Nombre con el cual Allâh o “A-r-Rahman” manifiesta Su Misericordia con lo creado.

Por ello, el nombre árabe que designa las matrices de las hembras recibe el nombre de “Rahim”; así como la familia es designada como “Silata-r-Rahim”, es decir, todo aquello que ha nacido del “Rahim”.

A-r-Rahman es Rahim con la creación.

Asimismo, por asimilación o semejanza, nosotros podemos ser también misericordiosos con nuestros congéneres, cuando ejercemos la “rahma” (misericordia) con ellos. Del mismo modo los padres ejercen la rahma con los hijos, el gobernante debe ejercerla con su pueblo; el jefe con sus subordinados. Y es ejerciendo dicha rahma que somos muhammadis, que cumplimos con la Sunna de Muhammad – sobre él la plegaria y la paz -, quien fundamentalmente ha sido enviado como Misericordia para los Mundos (rahma li-l-‘alamin).

Que Allâh derrame Su Misericordia en nuestros corazones, que nos haga ser misericordiosos con nuestro entorno, y que en el día postrero nos cubra con Su Misericordia, y nos la muestre en todo Su esplendor.

El, Al Aziz, Al Hakim.

 

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.