NOMBRES DIVINOS IV – EL SOBERANO – EL REY

 EL SOBERANO – EL REY

almalik

Allâh es nombrado como Al Mâlik, término que se traduce como “El Rey” o “El Soberano”.

En toda evidencia, y sin mayores indagaciones, en su origen, “Al Malik” es un Nombre que designa una cualidad Divina la cual se muestra hacia la Creación, no una cualidad aplicable ni total ni parcialmente a una criatura cualquiera, que pudiera hacerla comparable al absoluto poder de decisión Divino.

Allâh es “Al Malik” porque existe una creación que gobernar, ya que El, Quien lo tiene todo, no podría ser Soberano de Si Mismo, pues no se encuentra limitado en ningún aspecto, siendo como es Uno, sin partes ni divisiones, y sin ninguna necesidad sin cubrir.

Dice el Libro de Allâh en la Surat “El Reino” o “La Soberanía”:

Bendito sea Aquel en cuyas manos está la Soberanía y es Poderoso sobre toda las cosas. Quien creó la muerte y la vida para probaros y ver cuál de vosotros sería mejor en obras. El que creó siete cielos superpuestos.”

Allâh nos explica que Su Nombre “El Soberano” se encuentra estrechamente ligado a las más grandes competencias dentro de la creación, tal y como lo está Su Nombre A-r-Rahman. El que detenta la Soberanía, da la muerte, la vida y crea siete cielos superpuestos, mientras “A-r-Rahman” enseña el Qur’an y crea al hombre.

Estos dos hechos, aparentemente equivalentes, no son sino asociados entre sí; es decir: “El hombre es creado en Misericordia”, así como ha sido revelado el Qur’an, pues es “A-r-Rahman” quien ha creado al hombre y enseñado el Qur’an (“A-r-Rahman ‘allama-l-Qur’an, jalaqa-l-insana….” “El Todo Misericordioso ha enseñado el Qur’an, ha creado al hombre…”); asimismo dicho Libro, Palabra increada de Allâh, fue revelado a través de una Misericordia para los Mundos llamado Muhammad – ‘alayhi-s-salatu wa-s-salam -.
Mientras, Allâh mediante Su Nombre “El Soberano”, da la vida y la muerte a esa creación humana, además de crear los siete cielos, los cuales necesitan un Gobierno para mantenerse en orden y armonía.

Es también Allâh, encontramos en la Fatiha, el Rey del Día del Juicio, quien con Su gobierno dirime los asuntos y ordena a cada uno dirigirse y permanecer en su destino eterno; y aún en esas circunstancias “El Soberano” seguirá siendo “Rahman”, habida cuenta de tantas y tantas tradiciones proféticas que nos hablan del perdón con el que Allâh hará gracia a millares, mejor aún, a millones de personas.

Resumiendo, es pues Allâh el Soberano Absoluto de Todo, Quien gobierna a través de Su Propia Misericordia.

Dice el hadiz qudsi:

Abû Hurayrah – que Allâh esté satisfecho de él – transmitió que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho: 
« Cuando Allâh – exaltado sea – creó el mundo, escribió a su sujeto: “En verdad Mi Misericordia triunfa sobre Mi Cólera” 
A-t-Tirmidi

 

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.