NOMBRES DIVINOS XXI-XXII – AL QABID – AL BASIT – EL QUE OPRIME EL QUE LIBERA

99 NOMBRES DE ALLAH – XXI – XXII – AL QABID – AL BASIT

No podemos tratar estos dos nombres divinos por separado, siendo como son complementarios e interrelacionados entre ellos.

Al Qabid – Allâh es El que Oprime, Aquel quien cierra sobre Sus siervos el Poder y la fuerza de Su presión, de una manera medida, dosificada, al compás con la resistencia de Su servidor para no romperle en mil pedazos, y a la vez para hacerle sentir opresión a través de la angustia, la tristeza, la inseguridad; a fin de llevarle a comprender su falta de capacidad y de fuerzas. La finalidad de la aplicación del poder de este Nombre sobre el servidor es el hacerle sentir su condición de servidor con respecto a un Señor el cual es el Solo que detenta el Poder.

qabidbasit

AL Basit – Una vez el servidor ha sentido el poder de la Presión Divina sobre su ser, Allâh le hace sentir Su compasión, Su Misericordia, mediante la apertura de Su liberación, de tal manera que el servidor sabrá de forma certera que Aquel quien oprimía es ahora Aquel que libera; que la opresión a la cual El le ha sometido no es otra cosa que una educación tendente a purificarle y a hacerle experimentar la Grandeza de Su Misericordia

Pero el movimiento de contracción y expansión reside asimismo, tanto en el cosmos como en todos los seres. En el cosmos podemos observar, en cuanto al movimiento de la tierra de traslación alrededor del Sol se refiere, como existe un periodo en el cual aquella se encuentra más cercana y otro en el que aleja su órbita del astro del que toma su fuerza y calor.

En el ser humano el corazón se contrae y se expande de manera que se purifica la sangre mediante la contracción y se la envía una vez sana a todos los miembros mediante la expansión.

Ambas se repiten de manera indefinida, tanto en el cosmos como en los seres, no existiendo por lo tanto un estado cualquiera de contracción o de expansión permanentes.

La Creación tiene sus propios latidos así como los del corazón; incluso las mentes humanas se purifican mediante la contracción y se expresan una vez purificadas mediante la expansión; igualmente podemos decir para la purificación del carácter, así como para la adquisición de sabiduría. Nada en la creación puede escapar a ambos movimientos, precisamente porque en esencia, es ese el funcionamiento y el ritmo de los seres creados.
Incluso durante el día podemos experimentar una contracción, que es el sueño, mediante el cual el alma vuelve a su origen y una expansión que es el estado de vigilia. No en vano el mismo Libro de Allâh menciona el sueño como una muerte y el estado de vigilia como una resurrección diaria; ambas permanecerán en tanto y en cuanto duren nuestras vidas.

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos haga salir de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

ABdul Karim Mullor

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.