NOMBRES DIVINOS XXVII – A-S-SAMI’ – EL QUE TODO LO OYE

NOMBRES DE ALLAH XXVII – A-S-SAMI’

sami

En el Libro de Allâh, el Nombre Divino A-s-Sami’ (El que todo lo Oye) se encuentra ligado al Nombre Al ‘Alim (El Omnisciente). Precisamente porque el atributo del oído, cuando se refiere a Allâh, no se corresponde en absoluto a la facultad del oído otorgada a la creación; pues tal y como lo entendemos los humanos, dicha facultad es comúnmente otorgada a aquellos seres quienes poseemos un cuerpo animado cuya naturaleza material pertenece al reino animal. Se trata, pues, cuando hablamos de lo Divino, del atributo de poder captarlo y conocerlo todo, incluso aquello que se alberga en lo más recóndito de nuestra intimidad.

Oído y conocimiento poseen una correspondencia directa cuando reflexionamos en los Nombres Divinos. Allâh no posee un cuerpo el cual tenga necesidad de escuchar para saber y conocer tal o cual asunto, tal o cual cosa. Antes bien, el Nombre “El que Todo lo Oye” se encuentra en correspondencia directa con las limitaciones de la comprensión humana a fin de ofrecer a ésta una mínima comprensión respecto a este poder divino.

Dicho de otra manera, el ser humano necesita comprender que diga cuanto diga, ya sea con su lengua o pensamiento, en público o en privado, será escuchado y sabido por Allâh. Asimismo serán oídas por la Divinidad Única todas las súplicas que le sean dirigidas por Sus siervos necesitados.

Es pues, resumiendo, el Nombre Divino A-s-Sami’ una designación dirigida sobre y ante todo al ser humano a fin de que comprenda que la Presencia Divina abarca todos los aspectos de su existencia y conoce todos los secretos de su ser.

De esta manera todo ser humano sabrá que tanto si trama algún mal será conocido por Allâh, al igual que si decide un asunto de bien o suplica Su ayuda, sin duda será escuchado por Aquel quien todo lo posee, todo lo sabe y todo lo puede.

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos lleve de las tinieblas a la luz y nos conceda el Firdaws.

 

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *