CELEBRACION DEL MAWLID NABAWI – REFUTACIONES A ISA GARCIA

PALABRA CERTERA HACIA AQUEL QUIEN CRITICA LA CELEBRACION DEL MAWLID

REFUTACIONES A ISA GARCIA

En el Nombre de Allâh – El Todo Misericordioso, el Que Manifiesta Su Misericordia

Y la plegaria y la paz sean sobre Muhammad, la corona y sello de los Profetas, así como por extensión a su familia y compañeros purificados.

He aquí los argumentos que presenta un señor argentino afincado en Colombia, quien se hace llamar Isa García, argumentos estos presentados para intentar prohibir la celebración del Mawlid del Profeta – sobre él la plegaria y la paz  – que todo musulmán quien se precie por su amor a Muhammad Rasulu-l-Lâh debe realizar. Dichos argumentos, si es que pueden ser llamados, así proceden de un escrito del año 2011 que podemos encontrar en su blog personal y que resulta ser el único que se puede encontrar en él.

Primeramente vamos a presentar íntegramente su exposición, punto por punto y seguidamente la vamos a desmontar, asimismo punto a punto, demostrando las falacias que contiene y la falta de rigor, por no decir de pudor, que muestra dicha exposición, la cual falta a lo más elemental del ‘adab y del mínimo de respeto debido, tanto al Libro de Allâh, como a la Sunna del Profeta – sobre él la plegaria y la paz –, así como a todos los musulmanes.

Presentamos pues este testimonio escrito como prueba perdurable de refutación a las acusaciones wahhabitas sobre la Celebración del Mawlid Nabawi; acto este que os aconsejamos vivamente y sin ambages.

REFUTACION DEL PUNTO 1

El punto 1 presentado por el señor García es lo que sigue:

1 – No es parte de la Sunnah del Mensajero o de los califas que lo sucedieron. Como este es el caso, entonces, es una innovación prohibida porque el Profeta dijo: “Les urjo a seguir mi Sunnah y el sendero de los califas correctamente guiados después de mí, adhiéranse a eso y aférrense a ello firmemente. Guárdese de las cosas inventadas (en la religión), porque cada cosa inventada es una innovación (Bid’ah) y toda innovación es un desvío”. (Ahmad y Tirmidhi)

Los historiadores confirmaron en sus libros que la celebración del Mawlid es una práctica introducida por los gobernantes corruptos de la dinastía Fatimita, cuatro siglos después de la muerte del Profeta.

telechargement-23

REFUTACION

Según el señor García “No es parte de la Sunnah del Mensajero o de los califas que lo sucedieron. Como este es el caso, entonces, es una innovación prohibida”.

Visto de esta manera, debería ser asimismo una innovación prohibida la aceptación de las cuatro escuelas del Islam (madahib), la cual no fue introducida ni por el Profeta, ni por los compañeros, ni por los jalifa bien guiados. Lo mismo ocurriría entonces, si se aplican sus palabras, con la introducción de la Gramática, así como la división de la Aqida islámica, la ciencia de clasificación del hadiz y las recopilaciones de los hadices en libros; y esto únicamente por emitir algunos ejemplos de innovaciones loables y admitidas.

Pero el señor García ama mentir, peor aún, le gusta mentir sobre el hadiz. Precisamente porque, a consciencia plena, ha omitido citar un hadiz Sahih, muy conocido, el cual equilibra la noción que todo musulmán debe tener sobre lo cual es una innovación loable, a la que el Profeta llamó Sunna, y lo que es una innovación dalala (o detestable); he aquí el hadiz que el señor García pretendía esconder a nuestro conocimiento:

“Estábamos a media mañana con el Mensajero de Allah- sobre él la plegaria y la paz – cuando vino a él una gente casi desnuda y harapienta, con sus espadas al cuello. La mayoría o todos ellos eran de la tribu de Mudar. El Mensajero de Allâh se conmovió profundamente por la pobreza que vio en ellos. Entró en su casa y salió para ordenar a Bilal que llamara a la oración. Y después de rezar habló a la gente diciendo: (-¡Oh, hombres! Temed a vuestro Señor, que ha creado a todos de un mismo ser, generando a partir de ambos muchos hombres y mujeres. Temed a Allâh, Aquel por el que pedís y guardaos de romper los lazos consanguíneos! Y Allâh observa lo que hacéis-.)* (Completó el áyat).

Después recitó otro áyat del final de la sura: ‘La Reunión’:

(-¡Oh, creyentes! Temed a Allâh y que cada uno vea lo que aporta para el día del Juicio.

Qué dé sádaqa el hombre de sus dinares, o de sus dirhams, o de su vestido o trigo o dátiles!)- Hasta decir: (-¡Aunque sea medio dátil!-)

Y vino un hombre de los auxiliares de Medina (Ansares) con una bolsa pesada llena de dinero que casi no podía con él. Después lo siguió la gente hasta que vi dos montones de comida y ropa. Y entonces vi relucir de alegría el rostro del Mensajero de Allâh – sobre él la plegaria y la paz – de forma pura y brillante. Pues dijo: -“Para quien establece una buena costumbre (Sunna) en el Islam, la recompensa de su acción y de la de quien sigue su ejemplo, sin que disminuya nada la recompensa de los que la siguieron. Y sobre quien establece una mala costumbre en el Islam, cae su falta y la de los que la siguieron sin que disminuya nada la de ellos-. (Lo relató Muslim)

Y lo que es peor aún ha querido engañarnos diciendo que ni el Profeta ni los compañeros celebraban su nacimiento, cuando si lo hacían, y lo hacían precisamente ayunando los lunes (día de la semana en el que nació Muhammad) tal y como demuestra este hadiz:

Se narró que Abu Qataadah al-Ansaari dijo que se le preguntó al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) sobre el ayuno de los días lunes. Él dijo: “Nací ese día, y ese día llegó a mí la Revelación”. Narrado por Muslim, 1162.

Creo que esto demuestra claramente que el señor García ha querido engañarnos. Existen entonces innovaciones loables, llamadas Sunna por el Profeta, por cuya introducción en la comunidad se recibe una gran recompensa.

Peor aún es cuando abrimos el libro del Sahih Bujari y encontramos múltiples hadices que nos dicen, resumiendo, que aquel quien altere la palabras del Profeta puede ir preparando su lugar en el Infierno. El señor García, en este caso no ha alterado un hadiz, lo ha escondido, lo que en resumidas cuentas presenta el mismo valor al efecto.

El primer y el segundo hadiz son perfectamente conciliables, ya que en el primer hadiz se habla de innovación dalala y en el segundo de las clases de innovación: la loable y la detestable o prohibida.

En cuanto al hecho histórico de cuándo comenzó a celebrarse el Mawlid, nos miente de nuevo. El Mawlid comenzó a celebrarse en Makka cuando los peregrinos que realizaban la Umra se reunían esa noche en la casa natal del Profeta para hacer dikr y recitar el Qur’an. Y esto en tiempos del jalifa Harunu-r-Rašid, de quien el Imam Šafi’i, en una historia que algún día os contaré, dijo que iría al Ŷanna.

REFUTACION DEL PUNTO 2

Dice el señor García:

2 – Celebrar el cumpleaños del Profeta además, es una imitación de los cristianos, que celebran el nacimiento del Mesías. Imitarlos es claramente ilícito. El Hadiz nos dice que está prohibido imitar las prácticas de otras religiones. El Profeta dijo: “Quien imita a un pueblo (en sus ritos de adoración) se convierte en uno de ellos”. (Ahmad y Abu Dawud).

REFUTACION

Estas pocas palabras reflejan la mala fe del autor. Compara celebrar el Mawlid con la Navidad y esto no pude ser hecho sin ausencia de maldad. Para él es igual el festejar el nacimiento de nuestro Profeta que adorar a un profeta como a un dios, tal y como hacen los cristianos. Es un agravio obsceno y malvado que hace esta persona a los musulmanes, a quienes con toda la desfachatez del mundo les trata de idólatras.

El no ama al profeta y es por ese motivo que cualquier signo de amor a él lo asocia a la idolatría. Cualquier musulmán que ame a Rasul – sala-l-Lâhu ‘alayhi wa sallam – sabe distinguir entre el amor y la idolatría; él no, porque probablemente no conserva un gramo de amor en su corazón.

En cuanto a la idolatría, le voy a decir señor García de qué se trata: idolatría es hacer lo que usted ha hecho mezclando las palabras suyas con las de Allâh en ese panfleto indecente al que usted ha llamado “Traducción comentada del Corán”. Si hay algún idólatra ese es usted, señor. Eso es idolatría, el poner a la criatura, con el Hubal de sus palabras, en el mismo lugar que el Creador.

Este hecho le ha relegado a usted a podérsele asociar a cualquier figura del Quraiš de la época pre islámica.

Ay de los que reescriben el Libro con sus propias manos y luego dicen: “Esto procede de Allâh”. Lo hacen vendiéndolo a bajo precio. Ay de ellos por lo que han escrito sus manos. Ay de ellos por lo que se han buscado (2-78)

Podemos perdonar la ignorancia, pero no la maldad. Usted, Mister García, ha asimismo obviado unas muy importantes ayats del Qur’an que tratan este tema de una manera clara y meridiana.

Dice el Libro de Allâh:

1-107. Nos no te hemos enviado sino como misericordia para los mundos.

10-58. Di: “¡Que se alegren del favor de Allah y de Su misericordia. Eso es mejor que lo que ellos amasan!”

En la segunda ayat el Qur’an NOS ORDENA ALEGRARNOS de la Rahmah de Allâh. Provisto, que, como manifiesta el primer ayat, Muhammad es enviado como rahmah para los mundos, el Libro de Allâh nos ordena alegrarnos de su venida. ¿Y qué mejor manera que significar dicha alegría que una vez por año, al igual que la significamos honrando los dos Aid?

REFUTACION DEL PUNTO 3

Dice nuestro protagonista:

3 – Celebrar el nacimiento del Profeta es llevar a la exageración y al exceso la veneración y el respeto debido, lo cual llega incluso al límite de invocarlo y buscar su ayuda y socorro, en lugar de invocar a Allah, como pasa entre muchos de los que observan la Bid’ah del Mawlid, ya que éstos invocan al Mensajero en lugar de Allah, y le piden socorro. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, prohibió exagerar al elogiarlo, cuando dijo: “No me alaben como los cristianos alababan al hijo de María. Porque yo soy solo un servidor, así que llámenme el siervo de Allah y su Mensajero”. (Bujari)

REFUTACION

Aquí las mentiras calumniosas toman nuevo auge. Nadie quien ame a Rasul puede pedirle a él, ya que sería un agravio contra nuestro Profeta y contra Allâh – exaltado sea – . Es más, de hecho nadie lo hace, si no es en la malvada imaginación de este señor, quien necesita víctimas, y si estas no existen, se las inventa. ¿Desde cuándo la gente que celebra el Mawlid se ha vuelto loca para pedir a Rasul en lugar de Allâh?

¿Qué mosca te ha picado, señor García? ¿El mismo insecto que mató a Nimrod, que hibernando ha esperado para atacar tu cerebro?

Creo que tu sabes, señor García, y conoces bien el hadiz en el cual se manifiesta que aquel quien dice a un musulmán que no lo es, él mismo no es musulmán. Con esta acusación pues, tú mismo acabas de abandonar el Islam, ya que acusas a gente de pedir al Profeta y esa gente no existe; acusando de idolatría mediante esto a los musulmanes, tú mismo te has sacado del Islam.

Otra vez utilizas el hadiz de manera malvada para categorizar a los musulmanes que celebran el Mawlid gracias a su amor al Profeta al mismo nivel que los cristianos. Eres tú probablemente quien te encuentras más cerca de ellos, si en realidad no le eres, y te estás haciendo pasar por musulmán. El perfume delata al ser humano y al aroma que despegas, Mister García, es el de la humedad de las iglesias, de los templo masones y el del incienso que se utiliza en las misas.

Dijo Rasulu-l-Lâh – sobre él la plegaria y la paz-:

Injuriar a un musulmán es una perversidad, combatirle es un acto de incredulidad. (De Ibn Massud, recopilado por Al-Bujari y Muslim)

En un hadiz transmitido por Abu Hurayra – que Allâh esté satisfecho de él – y que podemos encontrar en Tirmidi es dicho:

“El musulmán es hermano de otro musulmán, no lo traiciona ni le miente ni lo abandona en los momentos difíciles. Cada musulmán es sagrado para otro: en su honor, su riqueza y su sangre. Y el temor de Allâh está en el corazón. Y ya es suficiente mal el que una persona desprecie o humille a su hermano musulmán.”

Y tú, Mister Gar cía, no solamente le has insultado y traicionado, sino que le has atacado en lo más hondo del corazón, haciendo lo más execrable que se puede hacer contra un musulmán, que es llamarle idólatra. Tú, precisamente que has editado un libro donde, en un acto indudable de Širk, has mezclado tus palabras (tu Hubal) con las de Allâh.

REFUTACION DEL PUNTO 4

Continúa este señor:

4 – Observar la innovación del cumpleaños del Profeta abre la puerta para otras clases de Bid’ah y ser distraídos por ello de la Sunnah. Por eso puede verse que los innovadores son muy activos cuando van a realizar una Bid’ah pero muy perezosos cuando tienen que realizar una Sunnah.

Algunos alegan que celebrar el Mawlid es una Bid’ah Hasanah (buena innovación) porque significa dar gracias a Allah por el Profeta, y honrar su nombre y misión.

Pero la respuesta a este argumento es que no hay nada bueno en una innovación. Ya que el Islam nos enseñó cómo agradecer a Allah por la guía y las enseñanzas del Profeta y mencionar la honra que Muhammad merece: esta es desearle la paz y las bendiciones, seguir su ejemplo y aferrarse a su sunnah.

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: “Quien innove algo en esta nuestra materia (el Islam) lo que no es parte de él originalmente le será rechazado”. (Bujari)

Y dijo: “Toda innovación es un desvío”. (Ahmad y Tirmidhi)

REFUTACION

Más insultos; uno detrás de otro. ¿Desde cuándo celebrar el Mawlid y demostrar nuestro amor al Profeta provoca la innovación de la clase que esta fuere?

Es antes el desamor que usted profesa al Profeta que le hace caer en la innovación, en el insulto y en las feroces descalificaciones que está dirigiendo a los inocentes musulmanes; y no solo en la innovación, sino en lo peor del Haram. Es más, la innovación es no amar al Profeta y atacar a aquellos quienes demuestran su amor por él. Y es en esa innovación reprensible y prohibida en la que usted está cayendo, palabra por palabra, vulnerando las prohibiciones del Qur’an, cuando atenta, como lo hace, al honor sagrado de los musulmanes.

Otra vez usted disloca y se ríe de la Sunna del Profeta cuando nos relaciona los hadices que a usted le interesan y se guarda un hadiz vital, el cual puede hacer comprender a todo musulmán lo que es una buena innovación (buena sunna) y lo que es una innovación reprensible y prohibida como la que usted está llevando a cabo prohibiendo la celebración del Mawlid.

“Estábamos a media mañana con el Mensajero de Allah- sobre él la plegaria y la paz – cuando vino a él una gente casi desnuda y harapienta, con sus espadas al cuello. La mayoría o todos ellos eran de la tribu de Mudar. El Mensajero de Allâh se conmovió profundamente por la pobreza que vio en ellos. Entró en su casa y salió para ordenar a Bilal que llamara a la oración. Y después de rezar habló a la gente diciendo: (-¡Oh, hombres! Temed a vuestro Señor, que ha creado a todos de un mismo ser, generando a partir de ambos muchos hombres y mujeres. Temed a Allâh, Aquel por el que pedís y guardaos de romper los lazos consanguíneos! Y Allâh observa lo que hacéis-.)* (Completó el áyat).

Después recitó otro áyat del final de la sura: ‘La Reunión’:

(-¡Oh, creyentes! Temed a Allâh y que cada uno vea lo que aporta para el día del Juicio.

Qué dé sádaqa el hombre de sus dinares, o de sus dirhams, o de su vestido o trigo o dátiles!)- Hasta decir: (-¡Aunque sea medio dátil!-)

Y vino un hombre de los auxiliares de Medina (Ansares) con una bolsa pesada llena de dinero que casi no podía con él. Después lo siguió la gente hasta que vi dos montones de comida y ropa. Y entonces vi relucir de alegría el rostro del Mensajero de Allâh – sobre él la plegaria y la paz – de forma pura y brillante. Pues dijo: –“Para quien establece una buena costumbre (Sunna) en el Islam, la recompensa de su acción y de la de quien sigue su ejemplo, sin que disminuya nada la recompensa de los que la siguieron. Y sobre quien establece una mala costumbre en el Islam, cae su falta y la de los que la siguieron sin que disminuya nada la de ellos-.” (Lo relató Muslim)

CONCLUSIONES DE MISTER GARCIA

Por lo tanto, lo que se debe en esta fecha es recordar al Profeta Muhammad tal como nos enseñara él mismo y tal como lo hicieran sus compañeros y rectos seguidores durante todos los siglos: Pedir a Allah la paz y las bendiciones sobre él, leer su biografía, aprender de sus enseñanzas, imitar su devoción, incrementar el amor por él en nuestros corazones, todos los días del año, y no sólo un día. Quedando fuera de todo contexto la realización de fiestas especiales, recordatorios en una fecha específica, simulando el festejo de un cumpleaños, o realizando actos de adoración especiales que no tienen asidero alguno ni en el Corán ni en la Sunnah. Siendo obligación de los musulmanes en general transmitir de buena manera y con palabras agradables esta enseñanza para erradicar de nuestra comunidad una innovación tan alejada del verdadero espíritu del Islam.

Y digo que se deben usar buenas palabras y sabia exhortación, porque los que practican esta innovación, a pesar de estar cometiendo un pecado y un desvío, no son peores que el Faraón, y tú, que divulgas las enseñanzas del Islam, no eres mejor que el profeta Moisés, a quien Allah le ordenó en el Corán:

“Te he elegido [para que seas uno de Mis Mensajeros]. Ve tú y tu hermano con Mis milagros, y no dejen de recordarme. Preséntense ante el Faraón, que se ha extralimitado y es un opresor, pero háblenle cortésmente, puede que así recapacite o tema a Allah y se arrepienta. Dijeron: “¡Señor nuestro! Tememos que nos reprima y se propase con nosotros”. Dijo [Allah]: “No teman, Yo estoy con vosotros escuchando y observando todo”. Vayan ante él y díganle: “Somos Mensajeros enviados por tu Señor para que dejes ir con nosotros a los Hijos de Israel, y no los tortures más. Hemos venido con un milagro de tu Señor, y quien sigue la guía estará a salvo”. (20:41-47)

¡Oh Allah! bendice a tu Profeta Muhammad. Allah haz que nuestra vida sea una expresión de nuestro amor por él, y concédenos morir siguiendo su guía y religión. ¡Oh Allah! concédenos la fortaleza para seguir su Sunnah y tradición, y regálanos su intercesión el día del Juicio, y concédenos estar junto a él con quienes Allah ha agraciado: los Profetas, los veraces, los que murieron dando testimonio de su fe y los justos. ¡Oh Allah! bendice al Islam y los musulmanes. Une nuestros corazones y concédenos unidad como nación y comunidad.

REFUTACION DE LAS CONCLUSIONES

Ahora usted nos dice que hay que recordar ese día como el Profeta nos enseñó, y nos cita algunos actos de devoción; actos estos los cuales son el centro por otra parte de las Celebraciones del Mawlid, es decir: actos de adoración expresados en el Qur’an y en la Sunna.

Esto sencillamente que usted está expresando tiene un nombre: hipocresía. Por un lado usted prohíbe hacer estos actos y por otra parte anima a realizarlos. ¡Qué execrable contradicción!

Verá, lo que usted ha pretendido con sus manejos, precisamente y sin lugar a dudas, es el calumniar a aquellos que se reúnen para celebrar el nacimiento de Muhammad, que invocan a Allâh por Sus Nombres, que realizan actos de honor al Profeta, que se estremecen de amor por él, amor este que es una prueba indeleble y necesaria del amor y la adoración a Allâh – Solo y sin asociados a El – . Tal vez usted les envidie, o les tenga odio, o quizás algún “sabio” desviado de la secta Wahhabita se lo haya encargado; díganos si se trata de un encargo por el cual usted ha sido pagado, conocemos su trayectoria y sabemos que es esta la posibilidad más plausible. El que ayuda a cometer un crimen se encuentra al mismo nivel que aquel quien lo planifica.

El caso es que, resumiendo, usted fundamentalmente ha hecho tres cosas gravísimas desde el punto de vista del Islam:

1 – Primero ha tratado a los musulmanes de idólatras acusándoles de adorar al Profeta.

2 – Mentir sobre las palabras del profeta presentando unos hadices y ocultando otros. Con respecto a esto le diré que Muhammad ha expresado en diferentes ocasiones, como cualquiera que abra el libro del Sahih Bujari en árabe en sus primeras páginas podrá constatar, que cualquiera que tergiverse sus palabras y hechos, como usted lo acaba de hacer, debe ir preparando su lugar en el Fuego.

3 – Ha calumniado a los musulmanes; ha masticado la carne de su hermano muerto, vulnerando así los mandatos del Libro de Allâh y mancillando el honor de aquellos musulmanes inocentes que aman al Profeta como debe ser amado.

En cuanto a su mención sobre la unidad de los musulmanes, déjeme decirle que extraño método es ese de insultarlos para unir a la Umma. Usted no quiere una Umma musulmana, usted quiere una umma seudo islámica o Wahhabita; porque Wahabismo no es Islam, tal y como dijo el santo Profeta – sobre él la plegaria y la paz – en un hadiz el cual podemos encontrar sin dificultad en el Sahih Bujari. Incluso Rasul dijo que si hubiera estado en esta época hubiera hecho perecer a los wahabitas.

Tal es la sentencia sobre la cual no cabe apelación alguna. Una sentencia dictada por el juez máximo de la Humanidad, Muhammad Rasulu-l-Lâh – ‘alayhi-s-salatu wa-s-salam-

Sahih Bujari 3344

Abu Sa’id – que Allâh esté satisfecho de él – transmitió:

Ali – que Allâh ennoblezca su rostro – había enviado al Profeta – una pequeña pieza de oro que éste había repartido entre las cuatro personas siguientes: Al-Aqra’ Ibn Habis al Ḥandaly, Uyayna Ibn Badr al-Fasary, Sayd a-t-Tay y Alqama Ibn Ulaza al-Amiri. Este reparto hizo entrar en cólera a los Qurayšies y a los Ansar, ellos dijeron: “Da a los señores del Naŷd y a nosotros nos da de lado” . Pero el Profeta dijo: “He actuado así únicamente para ganar su corazón”. Entonces se adelantó un hombre con los ojos perdidos en el fondo de su órbita, con las mejillas abombadas, la frente protuberante y la barba larga, pero la cabeza afeitada: “Teme a Allâh, Muhammad” – exclamó -. – ¿Quién obedecería a Allâh si yo no lo hiciera? – le respondió – Allâh me hace confianza cuando se trata de hombres de toda la tierra ¿y vosotros no tendríais confianza en mí? – . Un hombre, creo que era Jalid Ibn Walid, pidió al Profeta autorización para matar a ese hombre, pero el Profeta rehusó. Y cuando el hombre partió, él dijo: “De la descendia de ese hombre – o según otra variante de la posteridad de ese hombre – saldrá un pueblo de gentes cuya recitación del Qur’an no pasará de sus gargantas, que saldrán de la religión tan facilmente como la flecha sale de su funda; que mataran a las gentes del Islam y dajarán a los adoradores de ídolos. Si yo viviera en su época, les haría perecer como perecieron las gentes de ‘Ad.

grotte_hira4

EPILOGO

En cuanto a la celebración del Mawlid a través de los tiempos y a la división de la innovación en loable o censurable aportamos estos testimonios:

El Imam Albayhaqi nos transmite en Manaqib al-Imam Ash-Shafi que Ash-Shafi   dijo,
“Las innovaciones son de dos tipos: la que contradice el Corán, la Sunna, o el acuerdo unánime de los musulmanes es una innovación de engaño, mientras que un buena innovación no contradice ninguna de estas cosas”.

Imam Al Suyuti , en Alhawi lil fatawi, escribió un capítulo especial titulado “La Buena Intención en conmemoración del Mawlid,” al comienzo de la que dijo:
“Hay una pregunta que se hace sobre la conmemoración del Mawlid del Profeta en el mes de Rabi ‘Al Awal: ¿cuál es la resolución judicial religiosa en este sentido, ¿es bueno o malo ¿La persona que lo celebra consigue ser recompensado o no “? La respuesta en mi opinión es la siguiente: Para conmemorar el Mawlid, que es básicamente reuniendo a las personas, recitar partes del Corán, narrar historias sobre el nacimiento del Profeta y las señales que la acompañaban, a continuación, servir la comida, y después, con salida, es una de las buenas innovaciones; y el que lo practica recibe recompensa, porque implica venerar el estado del Profeta y expresar alegría por su honorable nacimiento.

Ŷalaluddin Al Suyuti dijo:
“Alguien le preguntó a Ibn Hayar sobre la celebración del Mawlid. Ibn Hayar respondió: “Básicamente, la conmemoración del Mawlid es una innovación que no ha sido transmitida por los musulmanes de los tres primeros siglos. Sin embargo, en materia de distinción entre una buena y mala innovación, se trata de las cosas buenas y sus opuestos; así pues, si se celebra buscando el bien y evitando los opuestos, se trata de una buena innovación.

Es así pues, el presente escrito, un testimonio-refutación de las tesis wahhabitas sobre la celebración del Mawlid Nabawi. Este testimonio puede utilizarlo cualquiera, puede copiarlo y distribuirlo con la condición de conservar el nombre del autor a fin de que cualquiera pueda dirigirse a un servidor en caso de desear formular alguna pregunta o hacerme llegar alguna puntualización.

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos conduzca de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

Abdul Karim Mullor

Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.