NOMBRES DIVINOS XXIX – AL HAKAM – EL JUEZ – EL QUE ARBITRA

99 NOMBRES DE ALLAH XXIX – AL HAKAM

Pero el juicio pertenece a Allâh, el Excelso, el Grande (Qur’an 40-11)

Suele designarse al Yawma-l-Qiyyama (Día del levantamiento o de la resurrección) el Día del juicio. Aunque es bien verdad que en ese día Allâh – Al Hakam – enjuiciará, evaluará, medirá, recompensará o castigará los actos de los hombres, y esto justifica la determinación dada como “Día del Juicio”; ese día será asimismo un Día de muchas otras cosas. Un Día en el que Allâh se mostrará por primera vez a la Humanidad toda entera, un día en el que toda la Humanidad formará una gran asamblea delante del Soberano de todos los mundos.
Es pues justificable el nombrar ese día con otros epítetos al efecto como Día del Asambleamiento, Día de la Verdad, Día de la Evidencia, Día del Din (tal y como es designado en la Surat al Fatiḥa).

Allâh es Al Hakam, aquel que arbitra los asuntos entre los hombres, así como entre el resto de la creación; aquel que juzga según los parámetros de la Justicia, de lo que Él considera como Justicia, no de lo que la Humanidad considera como justo.

Para emitir un juicio comprensible por los humanos, para que podamos comprender porqué somos premiados o castigados, Allâh en Su Justicia y Su Sabiduría Infinitas ha revelado una Ley Religiosa. Una Ley obligatoria para toda persona (hombre o mujer); una Ley cuyo cumplimiento es asequible a todos, ya que El no nos impone nunca aquello lo cual no podríamos soportar. Así pues, con Su Sabiduría nos ha impuesto una Ley a nuestra medida, habida cuenta de que El, como Creador, conoce nuestra naturaleza humana y sabe lo que la conviene; y todo para que ella encuentre el equilibrio, el bien y la felicidad la cual es susceptible de experimentar el ser humano que se adapta a los mandamientos divinos.

Como Juez, Allâh nunca falla; sus determinaciones, juicios y decisiones son justos, medidos, sabiamente calculados y equilibrados; El, que se ha impuesto a Sí Mismo la Misericordia ¿cómo podría mostrarse injusto hacia Sus criaturas?

Es mediante Su Justicia que los hombres dirimen entre ellos sus diferencias de una manera equilibrada y honesta; ninguna justicia inventada puede ser mejor que la que Allâh nos ha impuesto en Su Ley Revelada, pues entre aquello que procede de Allâh y aquello que procede del entendimiento limitado del ser humano, la diferencia es enorme e insalvable.

Aunque la base del equilibrio entre los seres humanos es la Justicia, Allâh se ha impuesto a Sí Mismo la Misericordia; es más, nos ha enviado un Profeta -sobre él la plegaria y la paz – noble, generoso y clarividente a quien el Mismo Allâh ha calificado “Misericordia para los mundos”. Allâh nos ha enviado, entre otras cosas a Muhammad para que le imitemos y asimismo seamos nosotros una misericordia muhammadiyya para los nuestros; para nuestro entorno.

Es por esto, que aunque en el Qur’an Allâh nos diga que se nos prescribe el Talión, también nos dice que perdonar es más excelente. Preservando así los derechos del hombre, Allâh ha querido llegar más lejos recomendándonos el actuar como Misericordia. El, Al Hakam, Al Hakim, A-r-Rahmanu-r-Rahim.

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos haga salir de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

Abdul Karim Mullor

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.