NOMBRES DE ALLAH XXXVI – A-Š-ŠAKUR – EL QUE AGRADECE CON CRECES –

NOMBRES DE ALLAH XXXVI – A-Š-ŠAKUR 
La raíz škr en árabe significa “gratitud”; dentro de dicha gratitud hay grados, de los cuales el representado por el Nombre A-š-Šakur representa el máximo de todos.

Dice el Libro de Allâh:

Quien adquiera en su haber una buena acción se la aumentaremos con un bien mucho mayor; es cierto que Allâh es Perdonador, Muy Agradecido”. (La sura de La Consulta (A-š·Šûrâ) 42, aleya 21).

El Profeta, que la Plegaria y la Paz de Allâh sean sobre él, dijo

“Quien dé de comer a alguien que ayuna se salvará del infierno”.
Entonces, los compañeros del Profeta dijeron: “Mensajero de Allâh, no todos tenemos la posibilidad de ofrecer un desayuno al ayunador”. El Profeta respondió: “Allâh da Su recompensa a cualquiera que da de comer a alguien que ayuna aunque sea un sorbo de leche o de agua”.

Estas dos pruebas, una del Kitab y una de la Sunna, las hemos citado para señalar que Allâh no solamente es un Retribuidor Justo, Equitativo y Generoso; sino que El puede ir mucho más allá en la recompensa y los bienes ofrecidos graciosamente en respuesta a unas actitudes nimias y casi sin importancia.

Y es que las pequeñas acciones del ser humano, a veces proceden de la espontaneidad de un corazón simple, generoso y puro. ¿Quién mejor que Allâh para ver el interior de Su servidor y recompensarle según se merece y El quiere, sin límite ni medida?

Se dirá: “Allâh no tiene por qué ser Muy Agradecido con nosotros porque El no necesita nada que podamos darle”. Pero habremos de responder que el término “Šakûr” puede ser utilizado asimismo en el caso de un ser humano, al igual que Generoso, y que sin embargo ese nombre cuando de Allâh se trata cobra otra dimensión totalmente distinta a la del significado general.

Ser El que Agradece con Creces no significa que el deba darnos gracias de nada, sino simplemente que El valora nuestros actos hasta un punto el cual no podemos comprender ni aunque viviéramos 100 vidas, la una detrás de la otra, gracias a Su Magnanimidad y Su Poder Soberano.

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos conduzca de las tiniebla a la luz y nos otorgue el Firdaws.

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *