EL MERCADO DEL HALAL Y DEL HARAM

Nos ha llegado este vídeo por gentileza de Haider Isli, en el cual Adnan Ibrâhîm denuncia el proceder nada bien intencionado de los ‘ulama wahabitas quienes quieren reducir la religión a una serie de dogmas del absurdo basados en atar los brazos de los musulmanes y no dejarlos respirar en paz, convirtiendo su vida en una paranoia centrados en evitar el pecado y el error hasta en los más pequeños movimientos, pensamientos, palabras o actos.

Adnan Ibrâhîm es un alfaquí nacido en Gaza (1966); es Imam de una mezquita en Viena y es presidente de la Liga Al Hadarat (Encuentro de las civilizaciones)

¡En principio la redacción de esta web no se responsabiliza ni comparte la visión global del Islam de Adnan Ibrâhîm, que es lo que podemos llamar un coranista. Pero el contenido del vídeo es correcto y lo hemos utilizado!

Primeramente la exposición de Adnan Ibrâhîm comienza diciendo que en el Libro de Allâh no encontramos indicación alguna que diga que debemos seguir a los ulama, en todo momento y circunstancia; esto es algo inventado por los ulama wahabitas a fin de lograr una dependencia de los musulmanes hacia ellos.  Para ello utilizan un ayat que aparece en las surat 7 y 21 la cual dice textualmente:

“Preguntad a las gentes del recuerdo si vosotros no sabéis”. Adnan Ibrâhîm dice que los wahabitas sacan el ayat de contexto, y lo hacen para proponerse a ellos mismos como esas gentes del recuerdo a quienes alude el ayat.

Dice  que también utilizan en su favor el ayat que dice: “Obedeced a Allâh y al Mensajero y a aquellos quienes detentan la autoridad de entre vosotros”; proponiéndose ellos como estos últimos, a fin de sacar fatwas y fatwas sobre cosas sin importancia real en la vida de los musulmanes y sobre las que éstos disponen de una total libertad para elegir. Incluso llega a expresar que ciertas instituciones se vanaglorian de haber sacado miles de Fatwas por asuntos sin una importancia religiosa real o de peso. Si los compañeros en toda la vida del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – solamente preguntaron sobre 13 cuestiones al Profeta, es porque el Islam es una religión fácil para vivir en libertad, donde todo está permitido salvo aquello que se encuentra específica y claramente prohibido en el Libro de Allâh o mediante una prohibición taxativa del Profeta.

Explica cómo el Islam en su base, todo es lícito, excepto lo que se encuentra prohibido de una manera explícita, prohibición esta que nos coloca una barrera infranqueable para nuestra seguridad. Al contrario, la manera de presentar la religión que utilizan los clérigos wahabitas es totalmente contraria a las enseñanzas del Qur’an y de la Sunna, ya que según sus hipótesis de conveniencia todo está prohibido, salvo lo que ellos digan que es lícito.

Al partir de la hipótesis de que todo es haram se crea una esquizofrenia en las gentes la cual les impulsa a preguntar por cualquier cosa absurda temiendo caer en lo prohibido; y esto se transforma en sumisión por el miedo, en paranoia del haram. Evidentemente con esto se hace caja y se gana dinero, aprovechándose de la candidez e ignorancia de las gentes

Cadenas de TV donde solo se habla de Halal y Haram y se da una imagen de una mente retorcida como si se tratara de un sabio, a quien se le llama doctor, ‘alim y se le dan títulos que no se corresponden con la naturaleza de su prédica.

Esta entrada fue publicada en Vídeos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *