99 NOMBRES DE ALLAH XLII – AL ŶALIL – EL MAJESTUOSO; EL SUBLIME

99 NOMBRES DE ALLAH XLII – AL ŶALIL

El Nombre Al Ŷalîl representa fundamentalmente la capacidad Divina para imponerse a la Creación de una manera precisa y calculada a fin de obtener los fines de dirección, corrección, mando, imposición, que la Misericordia Divina debe aplicar necesariamente a fin de que cada elemento de la Creación, cada criatura, ocupe y desempeñe el lugar que se le ha indicado, a la manera precisa que corresponde a sus facultades y naturaleza.

En el servidor de Allâh, la Majestad Divina (Ŷalâl) se manifiesta como una fuerza de imposición que rompe con los esquemas, las costumbres, las adicciones, que cada uno de nosotros se ha creado alrededor de nosotros mismos ayudados por el nafs, para con ello sentirnos directores de nuestra propia vida, con la ilusoria impresión de tener control sobre todos los aspectos de ella, en toda situación y momento.

Y es que Allâh deja en esta situación ilusoria a quien El no ama, y a quien El ama le corrige. Es por este motivo que aquel a quien Allâh le aplica más Su Ŷalâl es a aquel a quien se acerca más a El. Es una educación necesaria a fin de acostumbrar a Su servidor de que es El, el Señor, quien se impone en toda circunstancia, quien elige para Su servidor lo que es mejor para él, le agrade a éste o no.

Dijo Rasulu-l-Lâh – sobre él plegaria y la paz – :

Entre los hombres, los profetas son los primeros en experimentar la desdicha, vendrán después aquellos quienes se les asemejan, y ello gradualmente. El hombre será probado en la medida de la firmeza de su fe; si su fe es firme, la desdicha lo será igualmente, pero si su fe es débil, la desdicha lo será también. La desdicha no cesa de afligir al hombre, hasta que le hace marchar, desprovisto de todo pecado, sobre la tierra.

(De Sa’id, recopilado por Al-Bujari)

Y dijo – sobre él la plegaria y la paz -: “Los buenos siervos sufrirán contratiempos, de tal manera que si a un verdadero creyente le alcanza un dolor debido a una espina o a cualquier otra cosa que la sobrepase en intensidad, uno de sus pecados será borrado y será elevado de un grado.”(De A’iša, recopilado por Al-Bayhaqi)

Es a través de la acción producida a través de Su Nombre Al Ŷalîl (Ŷalâl) que Allâh purifica el alma de Sus creyentes, a través de ella que educa al creyente, haciéndole crecer en Paciencia y Sabiduría a través de los contratiempos y de las pruebas. Todo ello, para que se endurezca lo suficiente para poder recibir la fuerza de la Ciencia que proviene de El.

Por este motivo en el camino espiritual se ha hablado en numerosas ocasiones del Ŷalâl y del Ŷamâl divinos; de las interacciones de estas dos fuerzas, aparentemente antagónicas, y sin embargo, complementarias y necesarias.

Pero esto último merece un capítulo aparte y nos ocuparemos de ello llegada la ocasión.

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.