¿Y PORQUE NO UN POCO DE  HUMOR? – MURAD, PECADOR DE LA PRADERA BUSCA REDIMIRSE POR AMOR

A-s-salamu ‘alaykum:

Aquí tenéis a Murad, antes, un quinqui de tres al cuarto; pecador de la pradera donde los haya. Antiguo traficante de hašiš y número uno del contrabando fronterizo. De niño, comenzó siendo apaleador de burros porque su padre de puro sensible no podía pegar a los animales y delegaba en el hijo, quien ya desde su tierna infancia mostró una natural inclinación a empuñar el objeto del castigo.

Estuvo en casi todas las cárceles del Norte de Africa, desde Tanger hasta Šarm el Cheij, donde contacto con maese Absalon que estaba de vacaciones y le propuso negocios. Pagole la fianza e hízole salir de la cárcel para empezar una nueva vida en el mundo de los negocios. Sirvió a Maese Absalon hasta pagar su deuda y viajó hasta Europa para trabajar en los va y viene del diamante, ya que sus últimos meses pasados con el maese le habían enseñado a fiar y porfiar en el trueque y los apaños comerciales. ¿Qué mejor ciudad que Amberes para dedicarse a tan “honesto” negocio y redimirse de su pasado de delincuente?

Pero en el viaje vio la luz. Una noche mientras esperaba el ferrocarril París – Amberes, el último de la noche, se quedó dormido y vio en sus sueños a San Albani que le dijo:

“¿Hasta cuando, Murad, vas a continuar con esta vida de pecador? Has cometido muchos pecados y no te queda otra salida que el martirio”; dicho esto, San Albani se alejaba diciendo: “El ladrillo Murad, no olvides el ladrillo”.

Extrañado de esta visión cuando llegó a Bruselas para esperar el enlace con Amberes fue a un lugar (de cuyo nombre mejor no acordarse) a que le explicaran el sueño. Allí le prepararon para ir a Siria y le explicaron que lo que dijo San Albani sobre el ladrillo era que debía ponérselo y hacerse explotar con él para, estando sus intimidades intactas, poder gozar de las decenas de huríes que le corresponderían en el Paraíso.

Y así fue, Murad hizo Boom, pero pronto diose cuenta del error; demasiado tarde…

Haider Isli – Abdul Karim Mullor

 

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a ¿Y PORQUE NO UN POCO DE  HUMOR? – MURAD, PECADOR DE LA PRADERA BUSCA REDIMIRSE POR AMOR

  1. Haïder dice:

    Pues San Albani está buscando el ladrillo ya que creo que lo dijo a Murad era : Te presto el ladrillooooooo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *