SOBRE EL RECUERDO DE ALLAH EN INVOCACION – DIKRE

En el nombre de Allâh, el Todo Misericordioso, el que Manifiesta Su Misericordia; y la plegaria y la paz perfecta sean sobre nuestro amado Muḥammad, así como sobre su familia purificada y sus nobles compañeros.

Hace poco un hermano me comentó si podía escribir algunas líneas sobre el Dikre. Al principio de planificar esta web decidimos no entrar en detalles sobre el dominio del Sufismo, ya que, dijimos, y lo decimos en este momento, nuestra web no es un espacio sufí, sino un lugar donde se enseña el Islam en su globalidad. Ahora bien, el Sufismo también forma parte del Islam, es un fenómeno cuya existencia es innegable y, por lo tanto, no puede ser pasado por alto.

No obstante, la doctrina del Tasawwuf no puede ser desvelada, habida cuenta de que esconde secretos no revelables a todos y niveles de comprensión muy por encima de los que conciernen al nivel general del resto de ciencias del Islam. Recordemos siempre a este respecto la historia de Al Jadir y sayyidina Mûsâ – sobre ambos la paz -. Aún a pesar de esto, podemos, sin embargo, tratar de este asunto de una manera general, así como dar algunos consejos y advertencias.

Escribir de manera selectiva es más complicado que hacerlo de manera general. Ahora bien, ello se impone a la hora de no relacionar aquellos aspectos los cuales no deben ser revelados en no importa qué situación. Trataremos pues de hablar a cada uno según su capacidad de comprensión, siguiendo el consejo del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – escribiendo de tal manera que lo dicho pueda ser comprendido por todo aquel quien llegue a dar con este nuestro escrito.

Así pues, sin más, pido a Allâh – Altísimo – que El guíe mis palabras así como que El afine los oídos y la vista de aquel quien entre en contacto con este escrito. A imagen de sayyidinâ Mûsâ – ‘alayhi-s-salam – descalcémonos de nuestra nafs, pues entramos en territorio sagrado.

LAS GENTES DEL DIKR

Dice el Libro de Allâh:

Antes de ti no hemos enviado sino hombres que recibieron Nuestra inspiración, preguntad a la gente del Recuerdo si vosotros no sabéis. (Coran – 21 -6)

“Preguntad a la gente del Recuerdo si vosotros no sabéis”
Sura de la Abeja
(An-Nahl) 43

Así pues Allâh estipula que son las gentes del Dikre (recuerdo de Allâh) quienes deben enseñar el conocimiento al resto de los musulmanes.

¿Quiénes son esas gentes del dikr?

“Los que recuerdan a Allâh de pie, sentados y acostados y reflexionan sobre la creación de los cielos y la tierra ¡Señor nuestro! No creaste todo esto en vano” (3-191)

“aquellos quienes invocan a Allâh de pie, sentados o acostados” (24-36)

aquellos cuyos corazones se estremecen cuando se les menciona el Nombre de Allâh” (8-2)

“Y los adelantados. ¡Oh los adelantados! Esos serán los que tengan proximidad en los jardines del Deleite. Muchos de los primeros y pocos de los últimos” (56 – 12 a 16)

Aquellos de quienes dice Rasulu-l-Lâh – sobre él la plegaria y la paz – :

Los solitarios, quienes se absorben completamente (al-mustahiruna) en el Recuerdo de Allah, os han precedido” (Muslim, Ibn Hanbal y Tirmidi – kanz 1773)

Multiplicad la invocación de Allah hasta que los hipócritas digan: Es un loco” (Musnad Ibn Hanbal – Kanz 1773)

“Multiplicad la invocación de Allah hasta que los hipócritas digan: Eso es ostentación” (Ibn Hanbal y Tabarani – Kanz 1754-1756)

Estas son pues las características de las Gentes del Recuerdo; aquellos capaces, como dice el Libro de Allâh de enseñar e impartir conocimiento. Quiera Allâh considerarnos entre ellos, o al menos ser de aquellos quienes de ellos aprenden. ¡Hermanos, este es el éxito!

¿QUE ES EL DIKR? – CLASES DE DIKR

El Enviado de Allah – sobre él la plegaria y la paz – dijo un día a Abu Razin. : “¿Quieres saber cómo obtener lo mejor de este mundo y del otro?”. “Ciertamente” opinó Abu Razin. El Profeta le confió entonces: “Frecuenta las asambleas del Recuerdo y vigila, cuando estás solo, que tu lengua esté húmeda por la invocación de Allah – exaltado sea.”(Kanz al Ummal – 43329)

Thabit relata cómo Salman se encontraba en compañía de gentes quienes invocaban a Allâh, cuando el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – pasó por aquel lugar. Como al verle cesaron de invocar, el Profeta dijo: “Viendo la misericordia descender sobre vuestro grupo, he deseado unirme a vosotros para beneficiarme de ella”. Después añadió: “Alabanza a Allah, Quien ha puesto en el seno de mi comunidad a estas gentes de las cuales El me ha ordenado no separarme”. (Kanz 34552)

  Bayhaqi relata de Anas – que Allah esté satisfecho de él – cómo el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho: “Invocar a Allah – exaltado sea – en compañía de un grupo de gentes, de la plegaria del alba hasta la salida del sol, me es más agradable que todo este bajo mundo y cuanto él contiene. Invocar a Allah – exaltado sea – en compañía de un grupo de gentes, de la plegaria del ‘Asr hasta la puesta del sol, me es más agradable que todo este bajo mundo y cuanto él contiene”(Kanz-1779)

Abu Dawud relata de Anas – que Allah esté satisfecho de él – que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho: “Sentarme en compañía de gentes quienes invocan a Allah, después de la plegaria del alba hasta la salida del sol, me es más agradable que liberar a cuatro descendientes de Ismael. Sentarme en compañía de gentes quienes invocan a Allah, desde la plegaria del ‘Asr hasta la puesta del sol, me es más agradable que liberar a cuatro descendientes de Ismael” (Kanz – 1800)

Él ha dicho igualmente: “Allah posee ángeles nobles quienes recorren los caminos en busca de las gentes del Recuerdo; cuando encuentran un grupo de gentes invocando a Allah, se interpelan de la siguiente manera:
¡Venid: He aquí lo que buscabais!
Seguidamente los rodean y se colocan los unos encima de los otros, superponiendo sus alas hasta el cielo. Allah – bendito y exaltado sea – les dice entonces:
– Sed testigos de que Yo les he perdonado.
Uno de los ángeles interviene diciendo:
– Oh Señor, hay entre ellos un tal, quien es un pecador. Ha pasado por allí y se ha sentado con ellos.
Pero Allah – bendito y exaltado sea – concluye así:
– ¡Ellos son el Pueblo! Aquél quien se sienta en su compañía no puede ser desdichado”.

– El Profeta ha dicho igualmente – sobre él la plegaria y la paz – :He aquí que Allah – exaltado sea – proclama: «El día de la Resurrección, se sabrá distinguir a los nobles de aquellos quienes amasan» Alguien dijo entonces: “¿Quiénes son los nobles, Enviado de Allah?
– Las gentes de las asambleas de Recuerdo, respondió el Profeta”
(Kanz 1931)

He aquí aún otra palabra suya:Cuando las gentes se reúnen para invocar a Allah – exaltado sea -, únicamente motivados por el deseo de Su Rostro, un heraldo del cielo dice en alta voz: – He aquí que estáis perdonados. Vuestras malas acciones se han transformado en buenas obras –“(Tabarani y Bayhaqi – Kanz 1808)

He aquí algunos hadices que nos hablan de la conveniencia y el gran bien que existe en el Dikre (recuerdo de Allâh).

No obstante, hay dos clases de Dikr, tal y como podemos observarlo conociendo este hadiz:

Hadiz relatado por Ŷalalu-d-Din a-s-Suyuti – que Allah esté satisfecho de él -, cuya transmisión ha sido asegurada por algunas cadenas satisfactorias. “Ali ibn Abu Talib – que Allah esté satisfecho de él y ennoblezca su rostro – relata : – Pedí al enviado de Allah – sobre él la plegaria y la paz – que me indicara el camino más corto para llegar a Allah – exaltado sea – el más fácil para los servidores y el más excelente a los ojos de Allah – exaltado sea –“.
– Ali, invoca continuamente a Allah, en voz alta o en voz baja, le fue respondido
– Todo el mundo invoca. Lo que yo deseo, es que me indiques una invocación especial, insistió Ali – que Allah esté satisfecho de él.
El Enviado – sobre él la plegaria y la paz – replicó:
– Ali, la mejor cosa que hemos dicho los Profetas quienes me han precedido y yo mismo, es: “La ilaha illa-l-Lah”[1]. Si los siete cielos y las siete tierras se encontraran sobre un platillo de la balanza y “La ilaha illa-l-Lah” sobre el otro, es de este lado que ella se inclinaría. Ali, – añadió el Profeta –la Hora no vendrá en tanto que haya alguien sobe la tierra quien diga: “
¡Allah, Allah!”
Ali preguntó aún:
– ¿Cómo debo invocar, Enviado de Allah?
– Cierra los ojos, le respondió el Enviado – sobre él la plegaria y la paz -, y escúchame decir: “La ilaha illa-l-Lah” tres veces; después di tú mismo “La ilaha illa-l-Lah” mientras yo escucho….
Sahih Muslim (Libro de la fe).

Es así pues que hay dos clases de dikr: aquél que cualquier musulmán puede hacer o cualquier grupo de musulmanes y aquél que se hace para aproximarse a Allâh y conocerle. Este es el secreto que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – confió a Ali Ibn Talib – que Allâh ennoblezca su rostro – y que éste último enseñó para que fuera conocido en las generaciones subsiguientes por todo aquel creyente quien quisiera poner su vida al servicio exclusivo de Allâh y buscara Su Conocimiento.

El dikre para todos los musulmanes pasa por reunirse y pedir perdón a Allâh, recitar juntos el Corán, loarLe, glorificarLe, proclamar Su Unidad, así como hacer plegaria por Su Mensajero – sobre él la plegaria y la paz -. Aun así, aunque se trate de una invocación hecha por la generalidad de los musulmanes, la recompensa de hacerlo es enorme y sus beneficios incontables, pues quien menciona a Allâh es mencionado por El, tal y como lo dice el hadiz qudsi. ¡Y qué mejor honor que ser mencionado por Aquel quien todo lo puede y por todo bien otorga recompensa! Allâh – el Majestuoso, el Gracioso, el Dispensador – a El el poder y la gloria por siempre, Señor del Amor y de la Misericordia.

Ahora bien, el Dikr realizado con la intención de acercarse a Allâh y realizar Su Conocimiento es algo muy diferente, sus efectos son enormes y sus condiciones muy estrictas, tal y como vamos a ver.

Tal y como mostró Rasul – sobre él la plegaria y la paz – a sayyidinâ Alî – que Allâh ennoblezca su rostro –hay dos clases de “Lâ ‘ilaha ‘illâ-l-Lâh” (No hay otra divinidad que Allâh): una para la generalidad de los musulmanes, tal y como dijo Ali diciendo que eso lo recitaban todos, y otro para aquellos quienes buscan una especial relación de proximidad con Allâh. Y este último, aunque formalmente exacto al anterior posee una fuerza de gran magnitud.

Generalmente este tipo de Dikre pasa por tres estadios:

El Istigfar – pedir perdón a Allâh

La plegaria sobre el Profeta

La proclamación de la Unicidad de Allâh.

Y ahora hablemos de las condiciones para que pueda ser efectivo.

CONDICIONES DEL DIKRE

La primera condición es la de estar vinculado a un maestro que haya heredado y sea el eslabón actual de una silsila (cadena iniciática) que se inicia en el Profeta y pasando, algunas por Abu Bakr y otras por Ali, pasan, de maestro en maestro, hasta la actualidad.

Ahora bien, hemos dicho que se debe estar vinculado a un maestro verdadero eslabón de la sílsila, y es aquí donde se encuentra el gran problema, mejor dicho, el grandísimo problema.

Una pléyade de, en unos casos farsantes, y en otros de ilusos y aprovechados, se hace pasar por chayj en estos tiempos de oscuridad y falsedad. En 38 años de Islam, de los cuales todos los he pasado practicando el sufismo, he constatado gracias a Allâh, que la casi totalidad de aquellos quienes se hacen pasar por maestros de las tariqas, no lo son.

La mayoría de las tariqas, y aquí hablo de las que proceden de tiempos antiguos, no tienen como chayj un heredero del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – y no hablo de las nuevas, que son todas falsas, siendo la última nueva y verdadera la Alawiyya, creada en 1910.

El chayj al Alawi dijo: “Mi tariqa permanecerá indemne hasta el fin de los tiempos”; y así es tal y como lo llevo constatando durante 38 largos años, uno detrás de otro.

Pero cuando levantamos la vista y vemos lo que hay alrededor, sinceramente, con el corazón en la mano, y con Allâh como testigo, no encontramos conocimiento. Al Hamdu li-l-Lâh que nos ha dado el suficiente para saber de qué se trata y dónde se encuentra. No es que seamos mejor que nadie, es que hemos tenido una gran suerte, aunque la suerte hay que buscarla y sufrirla.

Por supuesto que esto no va a sentar bien a muchos; pero aquí no se trata de “quedar bien”, sino de advertir sobre peligros de tal magnitud que pueden engendrar las peores de las tragedias. Es mi deber como hermano avisar a mis hermanos, ya que nos han llegado testimonios varios de la decepción de muchos que pensaron seguían a un chayj, siendo de hecho un aprovechado. Advierto que estoy dispuesto a contestar a este respecto en privado si alguno tiene objeciones o desea aclaraciones, las cuales sin duda necesitará, siendo tan delicado como es este sujeto del que estamos tratando, del cual no quise hablar hasta que un hermano me solicitó que escribiera sobre el Dikr.

Y el hecho de recibir el Dikr de un maestro no cualificado y pensar que con ese dikre nos vamos a acercar a Allâh es un gran error y un gran peligro, ya que si un falso maestro otorga a alguien el Ism de Allâh o cualquier otro Dikre de realización espiritual para realizar en privado, la persona en cuestión puede volverse loca o quizás malvada y en el mejor de los casos quedarse tal cual estaba.

¡Agudizad la vista y el oído! He dicho un gran peligro. Os puedo contar casos y casos sin parar.

El maestro verdadero nos vincula a Allâh, mientras que el falso nos vincula al chaytan; es más, él mismo es un chaytan humano al arrogarse la guía cuando Allâh no se la ha otorgado.

Es cierto que hay algunos responsables de tariqa que al mirarse en ellos mismos comprenden no tener conocimiento y se limitan a acoger a las gentes, mostrarles la Chari’a, la bondad y algunas virtudes. Estos no llegan a poner en peligro a sus discípulos por el hecho de que no entran en terreno vedado; es decir: no prometen una realización espiritual ni les dan un dikre que solamente pueden otorgar los verdaderos maestros. Aun así, su laxitud o sus intereses económicos sobre el patrimonio de la tariqa le impiden moverse para buscar un maestro verdadero, siendo esto ya en sí mismo, un fraude. Mejor estar solo que acompañado de tales gentes.

En principio, no hay problema alguno en reunirse, pedir perdón a Allâh, bendiciones sobre el Profeta y proclamar la Unicidad de Allâh, glorificarLe etcétera. Y esto, si se hace con la intención de beneficiarse de una tariqa formada por un wali de Allâh, es sin duda de gran beneficio; pero no ha de pensarse nunca que sin un maestro de verdad puede aprenderse la ma’rifa (conocimiento de Allâh).

Ahora bien, hemos de saber una cosa: Un solo y aislado Allâhumma sallî otorgado a un discípulo por un verdadero maestro vale más que miles de horas de dikre en solitario otorgado por uno falso o realizado por uno mismo sin permiso.

Y esto es porque el maestro es quien nos pone en contacto con el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – y éste con Allâh. Es esta correspondencia la que nos otorga el permiso de acercarnos a Allâh, y sin ella no podemos realizar nada en este sentido.

Es así que podríamos profundizar y hablar de las clases de dikre en grupo y de manera aislada, pero siendo como son las cosas en la actualidad esto seguramente traerá más mal que bien; será más perjudicial que beneficioso, sin ningún género de dudas. No queremos informar a nadie para que se ponga a hacer lo que no debe.

Podemos, sin embargo, dar unas pinceladas para asegurar a aquellos que todavía dudan de nosotros, diciendo que existen dos clases de dikre en las tariqas:

Uno el realizado en asamblea para recordar a Allâh y unir los corazones en hermandad, aunque aún en este caso recomendamos vivamente no realizar el hadra (o danza mística) ya que las personas que lo hacen sin el control de un verdadero maestro pueden entrar sin duda en un hal chaytani por falta de control: excitación, accesos de ira, elucubraciones etc. Y esto ya en sí mismo presupone un gran peligro, ya que el propósito de una hadra correcta es la de activar un estado receptivo a la recepción temporal de luces y estados de apertura, y si esto no se controla el resultado puede y suele ser exactamente el contrario.

Otro dikre es el que se hace en solitario y el maestro da a cada uno en función de su estado y necesidades. De estos dikres el que tradicionalmente ha sido realizado por los awliyya es la jalwa o retiro espiritual. Y aquí nos quedamos pues ni debemos ni queremos ir más lejos.

Seguramente algunos se sentirán tristes por mis palabras; pero en mi descargo diré que no soy yo quien ha creado esta realidad. De hecho, la mayoría de los aspirantes se han dejado seducir por la Dunya y su interés por obtener un grado de conocimiento es realmente bajo; es pues normal que caigan bajo el “amparo” de maestros que no son maestros. No basta con un poco de interés, con un esfuerzo parcial para acercarse a Allâh; si no se hace de ello la principal aspiración de nuestras vidas y no se obra en consecuencia, no se obtiene nada, eso os lo aseguro.

Dijo el chayj Al Alawi en una de sus palabras de sabiduría:

“El dikre es la fuente de todo bien”. Y también dijo: “Si hacéis el wird (una clase de dikr) de continuo veréis la belleza de Allâh”

Pero como dijo el chayj Al Arabi A-d-Darqawi – que Allâh esté satisfecho de él – :

“Quien no tiene maestro, tiene como maestro al chaytan”.

¡Cuidado hermanos! Si no tenéis un verdadero maestro como chayj, es el chaytan.

Por otro lado, el mismo chayj dijo – aunque muy bien podría tratarse exclusivamente para su época:

“Quien no conoce al hombre de su tiempo muere de una muerte detestada por el Enviado”.

Y hasta aquí todo cuanto nos está permitido decir sobre este sujeto. Hay mucho más, pero, como ya he dicho anteriormente, no hay razón alguna para revelarlo ni hablar de ello, ya que corresponde al Sirru-l-Lâh (El Secreto de Allâh)

[1] La ilaha illa-l-Lah (No hay divinidad sino Dios).

Abdul Karim Mullor

Esta entrada fue publicada en Ihsan. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a SOBRE EL RECUERDO DE ALLAH EN INVOCACION – DIKRE

  1. Abdul Hamid dice:

    Bismillah
    As salamu alaikum:
    Hay un Sheik en la tariqa al alawi que se pueda entregarse de cuerpo y alma???

    • mezquitaglobal dice:

      A-s-salamu ‘alaykum: Si hay un chayj de la Tariqa Alawiya, ya que el chayj al Alawi dijo: “Mi tariqa permanecerá indemne hasta el fin de los tiempos”. ¿Qué ocurre? Que no hago propaganda de su persona. Contáctame si lo deseas en mi cuenta de Facebook Abdul Karim Mullor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *