99 NOMBRES DE ALLAH LVIII – AL MUHSI – EL EVALUADOR; EL QUE PRECISA LA CUENTA

NOMBRES DE ALLAH LVIII – AL MUHSI – 

Es que Allâh es el Único que posee los datos suficientes para realizar una evaluación exhaustiva.

Dicha precisión busca, de alguna manera, ponernos en guardia con el descuido en nuestras acciones, esto por un lado; además de tratar de hacernos renunciar aquello lo cual nos haría retroceder en nuestro camino recto que nos conduce a las puertas del Paraíso.

El solamente conoce las razones de nuestros actos; ya sea de aquellas las cuales elaboramos cuidadosamente en nuestra mente antes de ejecutarlas, como de aquellas otras las cuales realizamos con automatismo y descuido por la fuerza de la costumbre.

El ser humano, cuando evalúa su propia situación no llega a ser tan preciso como lo es Allâh. Cuando adquirimos una costumbre, el momento primero en el cual la integramos en nuestros actos, sin duda vino precedido de una voluntad, de una intención. Y bien, puede incluso que hayamos olvidado esa intención primera, la cual Allâh no olvida ni olvidará nunca; es posible incluso que a la hora de evaluar nuestra ponderación sea falsa. Sin embargo, Allâh la conoce, y sabe asimismo cual es el estado de ánimo en el cumplimiento de esa acción y el motivo por el cual es ejecutada de continuo.

Es pues el Nombre divino Al Muḥsi una llamada al temor de Allâh, quien nos hace saber que a Él no se le escapa nada de aquello lo cual pensamos y hacemos. El hombre consciente con estas realidades obtiene dos beneficios: por un lado el temor de Allâh le protege de realizar una mala acción; por otro lado, si aun así, conscientemente la ejecuta, dicha clarividencia puede impulsarle a pedir perdón a Allâh y empezar de nuevo.

Al igual que Allâh evalúa las acciones erradas y la maldad de las intenciones, lo hace al contrario, con las buenas obras y las intenciones nobles. Esto va en nuestro favor, ya que nosotros quizá hallamos olvidado el bien que hicimos en tal o cual ocasión, o aquella buena intención que nos motivó para realizar esto o aquello. En ese caso, Allâh es nuestro Garante; Él nos ha guardado aquello que nosotros perdimos y lo hará valer en el momento adecuado.

Lo que debe hacer el servidor, que es conocedor de esta capacidad Divina, es ser cauto en sus acciones y procurar que sean motivadas por intenciones nobles y loables; de esta manera ganaremos 10 por 1, o quizás más.

Allâh Al Muḥsî nos hará don de todo aquello lo cual El Mismo conoce que más nos agrada. Porque Él no puede devolver mal por bien; antes al contrario, devuelve la excelencia a cambio de las buenas acciones de Sus servidores creyentes.

 

 

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *