GUIA DEL NUEVO MUSULMAN XIII – SUPLICAS Y RECITACIONES

SUPLICAS Y RECITACIONES PARA TODOS

Seguimos con una serie de plegarias y súplicas las cuales el Santo Profeta – sobre él la plegaria y la paz – tenía costumbre de recitar, cuya recitación él mismo recomendaba a los musulmanes

Al entrar al lugar de culto

Allâhumma ‘aftaḥ lî abwâba raḥmatik

Oh Allâh, ábreme las puertas de la Misericordia

Al salir del lugar de culto

Allâhumma ‘innî as’aluka min faḍlik

Oh Allâh, suplico de Ti Tu Munificencia

Cuando se entra al excusado

Bismi-l-Lâh (al entrar con el pie izquierdo) y Allâhumma ‘innî aˤudu bika minâ-l-jubzi wa-l-jaba’izi gufrânak; al ḥamdu li-l-Lâhi-l-ladî adhaba ˤannî-l-adâ wa ˤâfanî (al salir con el pie derecho)

En el Nombre de Allâh; Oh Allâh, me refugio en Ti contra las suciedades y contra los šayatin hembras; y pido Tu perdón. Alabanza a Allâh que me ha aliviado de la necesidad y que me ha dado la salud.

Después de las plegarias del Subḥ y del Magreb

Allâhumma aŷirnî mina-n-nâr

Oh Allâh guárdame contra el Fuego

Después del Faŷr

Allâhumma bika uḥâwilu wa bika uṣawilu wa bika uqâtil

Oh Allâh, por Ti me esfuerzo y por Ti me confronto y por Ti me bato

QUNUT NASILA

Se cuenta según los narradores auténticos que el Santo Profeta – sobre él la plegaria y la paz – recitaba lo que es conocido como “Qunût Nâsilah”, en la plegaria del Subḥ. En la segunda raka’ se queda uno de pie, después de la inclinación y de decir “Rabbanâ wa laka-l-ḥamd”, con los brazos en los costados:

Allâhumma ahdinâ fî-man hadayta wa ˤâfina fî-man ˤâfayta wa tawallanâ fî-man tawallayta wa bârik lanâ fî-mâ aˤṭayta wa qinâ šarra mâ qaḍayt

Fa-‘innaka taqḍi wa lâ yuqḍâ ˤalayk; Innahu la yaḍillu man wâlayta wa lâ yaˤissu man ˤadayt.

Tabârakta rabbanâ wa taˤâlayta nastagfiruka wa natûbu ‘ilayka wa ṣallâ- l-Lâhu ˤalâ-n-nabîyyi-l-karîm.

Allâhumma agfir lanâ wa li-l-mu’minina wa-l-mu’minati wa-l-muslimîna wa-l-muslimâti wa allif bayna qulûbihim wa aṣliḥ dâta baynihim wa-nṣurhum ˤalâ ˤadûwwika wa ˤadûwwihim.

Allâhumma qâtili-l-kafarata-l-ladîna yaŷḥadûna âyâtika wa yukaddibûna rusulaka wa yaṣuddûna ˤan sabîlika wa yuqâtilûna awliyâ’ak

Allâhumma anṣuri-l-Islâma wa-l-muslimîna wajdul aˤdâ’ahumu-l-yahûda wa-n-naṣârâ wa-l-mušrikîn

Allâhuùùa šattit šamlahum wa massiq ŷamˤahum wa jâlif bayna kalimatihim wa-mḥu âzârahum wa-qṭaˤ ḍâbirahum wa-ansil bihim ba’saka-l-ladî lâ tarudduhu ˤani-l-qawmi-l-muŷrimîn

Allâhumma ahlikhum kamâ ahlakta ˤâdan wa zamûd

Allâhumma judhum ajda ˤasîsin muqtadir

Oh Allâh, guíanos entre aquellos que Tú has guiado, y presérvanos entre aquellos que has preservado, y tómanos por amigos entre aquellos que Tú has tomado por amigos, y bendícenos en aquello que Tú has decretado.

Pues en verdad, Tu eres Quien decretas y nadie decreta por encima de ti. El que Tú tomas por amigo nunca es abatido y nadie respeta al que tiene Tu enemistad.

Bendito seas Tu Señor nuestro, y Exaltado; a Tí te pedimos perdón,  y hacia Ti nos volvemos, y que la plegaria de Allâh sea sobre el profeta noble.

Oh Allâh concédenos Tu perdón, a nosotros, a los creyentes y a las creyentes, a los musulmanes y a las musulmanas, y pon Tu cordialidad entre sus corazones y trae la reconciliación entre ellos y dales la victoria sobre Tus adversarios y sobre sus adversarios.

Oh Allâh destruye a los descreídos que rechazan Tus signos y que porfían a Tus enviados, y que desalientan de seguir Tu senda, y que matan a tus santos.

Oh Allâh sostén el Islâm y a los musulmanes, y abandona a sus adversarios, los judíos, cristianos y asociadores.

Oh Allâh quiebra la cohesión y destroza sus posiciones, y deja que la disensión cunda entre ellos, y borra su rastro y exhuma sus raíces, y haz caer sobre ellos una calamidad tal que no sea apartada de las gentes culpables.

Oh Allâh destrúyelos como destruiste a los ˤAd y a los Zamud

Oh Allâh agárralos como Tú, Todo Poderoso, Dominante, acostumbras.

Inmediatamente después de la plegaria del Subḥ

Allâhumma ‘anta-s-salâmu wa minka-s-salâm. Ḥayyina rabbanâ bi-s-salâmi wa-djilnâ dâra-s-salâm.

Tabârakta yâ dâ-l-ŷalâli wa-l-‘Ikrâm. Samiˤnâ wa aṭaˤnâ gufrânaka rabbanâ wa ‘ilayka-l-maṣîr

Oh Allâh, Tu eres la paz, y la Paz procede de Ti. Vivifícanos, Señor nuestro por la Paz e introdúcenos en la Casa de la Paz. Bendito seas oh Señor de Majestad y de Munificencia. Nosotros oímos y obedecemos: concédenos Tu perdón, Señor nuestro y hacia Ti será el retorno.

Cuando nos vestimos el Iḥrâm hasta que divisamos la Ka’aba

Labbayka, Allâhumma labbayk; labbayka lâ šarika laka labbayk; ‘inna-l-ḥamda wa-n-niˤmata laka, wa-l-mulk; lâ šarîka lak

Heme ante ti; Oh Allâh heme ante Ti, heme ante Ti; Tú no tienes asociados; heme ante Ti; la alabanza y la Munificencia te pertenecen, y la soberanía. Tu no tienes asociado.

Al tiempo de empezar a comer

Bismi-l-Lâh, wa ˤalâ barakati-l-Lâh

En el Nombre de Allâh, y con la bendición de Allâh

Al acabar de comer

Al-ḥamdu li-l-Lâhi-l-ladî atˤamanâ wa saqânâ wa ŷaˤalanâ mina-l-muslimîn

Alabanza a Allâh Quien nos ha dado de comer y de beber y nos ha hecho musulmanes.

Cuando se come como invitado

Allâhumma aṭˤim man aṭˤamanî wa asqi man saqânî

Oh Allâh da de comer a quien me da de comer, y de beber a quien me da de beber.

Después de beber leche

Allâhumma bârik lanâ fîhi wa sidnâ minh.

Oh Allâh bendícenos con ella y auméntanosla.

Al tiempo de estrenar una prenda

Al-ḥamdu li-l-Lâhi-l-ladî kasânî mâ uwârî bihi ˤawratî wa ataŷammalu bihi fî ḥayâtî.

Alabanza a Allâh que me ha provisto de esto con lo que cubro mis pudendas y con lo que me embellezco en mi vida.

Para saludar al novio y a la novia

Bâraka-l-Lâhu laka(ki) wa bâraka-l-Lâhu ˤalayka(ki) wa ŷamaˤa baynakumâ fî jayr.

Que Allâh te bendiga; que Allâh te bendiga y que la bendición de Allâh esté contigo, y que os guarde a los dos en el bien.

En el momento en el que el marido y la esposa se encuentran la primera noche

El marido tomará el mechón de cabello de la frente de la esposa y dirá estas palabras:

Allâhumma ‘innî as’aluka min jayrihâ wa jayri mâ ŷabiltahâ ˤalayhi aˤûdu bika min šarrihâ wa šarri mâ ŷabiltahâ ˤalayh

Oh Allâh, suplico de Ti el bien que hay en ella y el bien de la naturaleza primordial que la diste; y me refugio en Ti del mal que hay en ella y del mal de su naturaleza primordial.

Al tiempo del intercurso sexual

Bismi-l-Lâh. Allâhumma ŷannibnâ-š-šayṭanâ mâ rasaqtanâ

En el Nombre de Allâh. Oh Allâh aleja de nosotros al šaytan y aleja al šaytan del don que Tú nos haces.

Al tiempo de la eyaculación

Allâhumma lâ taŷˤal li-š-šayṭani fî mâ rasaqtanî naṣîban

Oh Allâh, no des parte al šaytan en la criatura que me hayas otorgado

Cuando se dice adiós a alguien

Astawdiˤu-l-Lâha dînaka wa amânataka wa jawâtîma ˤamalik

A Allâh encomiendo tu Din y tu creencia y las consecuencias de tus obras.

Al tiempo de emprender un viaje

Allâhumma bika aṣûlu wa bika aḥûlu wa bika asîr

Oh Allâh, en virtud de Ti me sostengo, y contigo me muevo y contigo emprendo la marcha.

Al tiempo de montar en un vehículo o medio de transporte

Al ḥamdu li-l-Lâh; subḥâna-l-ladî sajara lanâ hâdâ wa mâ kunnpa lahu muqrininâ wa innâ ‘ilâ rabbinâ la munqalibûn

Alabanza a Allâh; Gloria a Aquel que nos ha sometido este (vehículo) al cual nosotros aparejamos; y en verdad hacia nuestro Señor hemos de retornar.

Inmediatamente después de partir de viaje

Allâhumma hawwin ˤalaynâ hâdâ-s-safara wa aṭwi ˤannâ buˤdah; Allâhumma anta-ṣ-ṣâḥibu fî-s-safarî wa-l-jalîfatu fî-l-ahl

Allâhumma innî aˤûdu bika min waˤzâ’i-s-safari wa kâbati-l-manẓari wa su’i-l-munqalabi fî-l-mâli wa-l-ahli wa-l-walad.

Oh Allâh facilítanos este viaje y acorta para nosotros su distancia. Oh Allâh Tu eres el Compañero en el viaje y Aquel que queda en nuestro hogar. Oh Allâh, me refugio en Ti contra las fatigas del viaje y contra el ojeo de una mala mirada y contra un regreso malhadado a mi hacienda y a mi hogar y a mis hijos.

Al regresar del viaje

A’ibûna ta’ibûna ˤabidûna li Rabbinâ ḥâmidûn

Regresamos, arrepentidos, adoradores y ensalzando a nuestro Señor

Al emprender un viaje por mar

Bismi-l-Lâh maŷrâhâ wa mursâhâ ‘inna rabbî la gafûrun raḥîm; wa mâ qadarû-l-Lâha  ḥaqqa qadrih wa-l-‘arḍu ŷamîˤan qabḍatuhu yawma-l-qiyâmati wa-s-samâwâtu maṭwîyatun bi-yamînihi; subḥânahu wa taˤâlâ ˤammâ yušrikûn

En el Nombre de Allâh; en su travesía y en su anclaje, en verdad mi Señor es perdonador, Misericordioso; ellos no estiman a Allâh en Su auténtico valor; la tierra entera estará en Su Puño, el Día de la Resurrección, y los cielos enrollados en Su Diestra; glorificado, exaltado sea por encima de lo que Le asocian.

Al entrar en una ciudad

Allâhumma bârik lanpa fîhâ (3 veces) Allâhumma arsuqnâ ŷanâhâ wa ḥabbibnâ ‘ilâ ahlihâ wa ḥabbib ṣâliḥî ahlihâ ‘ilaynâ

Oh Allâh, concédenos Tu bendición en esta ciudad. Oh Allâh danos Tu sustento con sus frutos y haz que seamos amados por sus gentes y haznos amar a sus gentes virtuosas.

Al tiempo de hacer pie en algún lugar

Rabbi ansilnî munsalan mubârakan wa anta jayru-l-munsilîn

Señor, haz que haga pie de una manera bendita y Tu eres el Mejor de todos cuantos dan hospitalidad.

dû bi-kalimâti-l-Lâhi-t-tâmmâti min šarri mâ jalaq

Me refugio en la Palabra total de Allâh contra el mal de cuanto ha creado.

Al tiempo de instruir a un nuevo musulmán

Allâhumma agfir lî wa-rḥamnî wa-hdinî wa-r-suqnî

Oh Allâh perdóname y hazme misericordia y guíame y dame el sustento.

Esta entrada fue publicada en Nuevos musulmanes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *