GUIA DEL NUEVO MUSULMAN XIV – PLEGARIAS Y RECITACIONES

SUPLICAS Y RECITACIONES – CONTINUACION

Seguimos con una serie de plegarias y súplicas las cuales el Santo Profeta – sobre él la plegaria y la paz – tenía costumbre de recitar, cuya recitación él mismo recomendaba a los musulmanes.

Al tiempo de regresar a casa de un viaje

Tawban, tawban li-rabbinâ awban lâ yugâdiru ˤalaynâ ḥawban

Arrepentidos, arrepentidos retornamos a nuestro Señor para que no nos abandone por nuestros pecados.

En tiempo de peligro o apuro

Ḥasbunâ-l-Lâhu wa niˤma-l-Wakîl ˤalâ-l-Lâhi tawakkalnâ

Allâh nos basta y Él es el mejor de los protectores; sobre Allâh ponemos nuestra confianza.

Al tiempo de recibir una impresión fuerte

‘Innâ li-l-Lâhi wa ‘innâ ‘ilayhi râŷiˤûn; Allâhumma ˤindaka ‘aḥtasibu muṣîbati fa-‘ajirnî fî-hâ wa ‘abdilnî minhâ jayran

En verdad de Allâh somos y a El hemos de retornar. Oh Allâh te ofrezco mi aflicción; recompénsame por ella, y conviértela en bien para mí.

Al tiempo de estar abrumado por el temor de un tirano

Allâhumma ‘akfinâhum bi mâ ši’ta; Allâhumma ‘innî aŷ’aluka fî nuḥûrihim wa aˤûdu bika min šurûrihim

Oh Allâh, defiéndenos contra ellos con lo que Tú quieras; Oh Dios mío; y te pongo frente a ellos y me refugio en Ti de sus maldades.

Para aliviarse en la penalidad

Allâhhumma lâ sahla ‘illâ mâ ŷaˤaltahu sahlan wa anta taŷˤalu-l-ḥusna sahlan ‘ida ši’ta

Oh Allâh nada es fácil sino lo que Tú haces que lo sea; y Tú haces lo penoso soportable cuando Tú quieres.

Para el cumplimiento de una necesidad o un deseo

Allâhumma ‘innî as’aluka atawaŷŷahu ‘ilayka bi nabiyyika muḥammadin nabîyi-r-raḥmati fî ḥâyatî hâdihi lî tuqḍâ lî; fa-šaffiˤhu fiyyâ

Oh Allâh, te suplico y me acerco a Ti a través de Tu Profeta Muḥammad, el Profeta de la Misericordia, en esta necesidad que tengo a fin de que sea cumplida; acoge pues su intercesión por mí

Para solicitar el perdón de Allâh

Allâhumma magfiratuka ‘awsaˤu min dunûbî wa raḥmatuka ‘arŷa ˤindî min ˤamalî

Oh Allâh; Tu perdón es enorme al lado de mis faltas, y Tu Misericordia es para mí de mayor esperanza que mis obras.

Cuando se bebe un vaso de agua

Allâhumma ‘asqinâ; Allâhumma ‘agiznâ

Oh Allâh, danos de beber; oh Allâh bendícenos con la lluvia.

Cuando se perciben las nubes grávidas de lluvia

Allâhumma ‘innâ naˤûdu bika min šarri mâ ‘ursila bih

Oh Allâh, nos refugiamos en Ti del mal que haya sido enviado en ellas.

Cuando cae la lluvia

Allâhumma ṣayyiban nâfiˤan

Oh Allâh, haz que sea una lluvia provechosa.

Cuando llueve en exceso

Allâhumma ḥawa ‘ilaynâ wa lâ ˤalaynâ; Allâhumma ˤalâ-l-‘âkâmi wa-l-‘âŷami wa-ẓ- ẓirabi wa-l-awidiyati wa manâbiti-š-šaŷari.

Oh Allâh; hazla caer en nuestro beneficio, no en nuestra contra. Oh Allâh hazla caer sobre las colinas, las espesuras, las peñas, los ríos y los bosques.

Cuando se oye tronar

Allâhumma lâ taqtulnâ bi-gaḍbika wa lâ tuhliknâ bi-ˤadâbika wa ˤâfinâ qabla dâlika

Oh Allâh; no nos des muerte con Tu Cólera y no nos destruyas con Tu Castigo; perdónanos antes de que ello nos llegue

Subḥâna-l-ladî yussabbiḥu-r-raˤudu bi-ḥamdihi wa-l-mala’ikatu min jîfatihi

Glorificado sea Aquel cuya alabanza entona el trueno, así como los ángeles por temor a Él.

En el tiempo de la oscuridad y de tormentas

Allâhumma ‘innâ nas’aluka min jayri hâdihi-r-rîḥi wa jayri mâ fîhâ wa jayri mâ ‘umirat bihi; wa naˤûdu bika min šarri hâdihi-r-rị̂hi wa šarri mâ fîhâ wa šarri mâ ‘umirat bihi.

Oh Allâh; suplicamos de Ti el bien de este viento, y el bien que hay en él, y el bien con el cual ha sido ordenado; y nos refugiamos en Ti del mal de este viento, y del mal que hay en él, y del mal con el cual ha sido ordenado.

Al oír el canto del gallo

Allâhumma ‘innî as’aluka min faḍlika

Oh Allâh suplico de Ti Tu favor.

Al oír rebuznar a un burro o ladrar a un perro

‘Aˤûdu bi-l-Lâhi mina-š-šayṭâni-r-raŷîm.

Me refugio en Allâh contra el diablo lapidado

Al ver la luna nueva

Allâhumma ahillahu ˤalaynâ bi-l-‘ammi wa-l-‘imâni wa-s-salâmati wa-l-‘islâmi wa-t-tawfîqi li mâ tuḥibbu wa tarḍâ; Rabbî wa Rabbuka-l-Lâhu

Oh Allâh; que este luna nueva se aparezca a nosotros con buen augurio y prosperidad, con fe, con paz, con el Islam y con Tu asistencia, en lo que Tú amas y sea de Tu agrado. Mi Señor y tu Señor es Allâh.

Al ver la luna

‘Aˤûdu bi-l-Lâhi min šarri hâdâ-l-gâsiqi

Me refugio en Allâh del mal de esta obscuridad.

En Šabi Qadr

Allâhumma ‘innaka ˤafûwun tuḥibbu-l-ˤafwa faˤfu ˤannî

Oh Allâh; en verdad Tu eres Remisorio y amas el perdón; concédeme pues Tu perdón.

Cuando nos miramos al espejo

Allâhumma ‘anta ḥassanta jalqî; fâ-ḥassin julqî

Oh Allâh; Tú has hecho mi bella figura; embellece también mi carácter.

Cuando recordamos a otra persona

Allâhumma ṣalli ˤalâ Muḥammadin; dakara-l-Lâhu bi jayrin man dakaranî

Oh Allâh, haz la plegaria sobre Muhammad: Que Allâh recuerde para bien a quien me recuerda.

Cuando un muslim busca a otro muslim con un semblante risueño

‘Aḍḥka-l-Lâhu sinnaka

¡Que Allâh te guarde siempre risueño!

Cuando se te hace un favor

Ŷasâka-l-Lâhu jayran

¡Que Allâh te recompense con el bien!

Cuando recibimos el importe de una deuda

‘Awfaytanî awfâ-l-Lâhu bika

Has pagado lo que me debías; que Allâh te satisfaga.

Cuando encontramos algo de nuestro agrado

Al ḥamdu li-l-Lâhi-l-ladî bi-niˤmatihi tatimmu-ṣ-ṣâliḥâtu

Alabanza a Allâh, con cuya benevolencia las cosas buenas tienen lugar.

Cuando encontramos algo desagradable

Al-ḥamdu li-l-Lâhi ˤalâ kulli ḥâl.

Alabado sea Allâh en toda situación.

Cuando nos asaltan malos pensamientos

‘Aˤûdu bi-l-Lâhi mina-š-šayṭâni ‘âmantu bi-l-Lâhi wa rusulihi.

Me refugio en Allâh contra el demonio; y creo en Allâh y en Sus Enviados.

En el momento de la cólera y la irritación

‘Aˤûdu bi-l-Lâhi mina-š-šayṭâni-r-raŷîm.

Me refugio en Allâh contra el diablo lapidado

Para la expiación de las faltas de la lengua cometidas en público

Subḥâna-l-Lâhi bi-ḥamdihi subḥânaka; Allâhumma wa biḥamdika ‘ašhadu ‘an lâ ‘ilâha ‘illâ ‘Anta; ‘astagfiruka wa ‘atûbu ‘ilayka

Glorificado y alabado sea Allâh; glorificado y alabado seas, oh Allâh; doy testimonio de que no hay otro dios que Tú; suplico Tu perdón y hacia Ti me vuelvo arrepentido.

Antes de entrar al mercado

Bismi-l-Lâh; Allâhumma ‘innî as’aluka jayra hâdihi-s-sûqi wa jayra mâ fîhâ wa ‘aˤudu bika min šarrihâ wa šarri mâ fîhâ; Allâhumma ‘innî ‘aˤûdu bika ‘an ‘uṣba fîhâ yamînan fâŷiratan ‘aw ṣafqatan jâsiratan.

En el Nombre de Allâh; Oh Allâh suplico de Ti el bien de este mercado y el bien de cuanto hay en él; y me refugio en Ti de su mal y del mal de cuanto hay en él. Oh Allâh me refugio en Ti de concluir en él un pacto ilícito o de incurrir en un mal negocio.

Al ver por vez primera el fruto de la estación

Allâhumma bârik lanâ fî zamarinâ wa bârik lanâ fî madînatinâ wa bârik lanâ fî ṣâˤinâ wa bârik lanâ fî muddinâ.

Oh Allâh, bendícenos en nuestros frutos, bendícenos en nuestra ciudad, bendícenos en nuestro ṣâˤ, y bendícenos en nuestro mudd.

Al encontrar a alguien afligido

Al ḥamdu li-l-Lâhi-l-ladî ˤâfânî mimmâ-btalâka bihi wa faḍḍalanî ˤalâ kazîran mimman jalaqa tafḍîlan.

Alabanzas a Allâh que me ha salvado de eso con lo cual a ti te aflige y que me ha favorecido con favor señalado por encima de la mayor parte de aquellos que Él ha creado.

Cuando se ha perdido algo o alguien se extravía

Allâhumma râdda-ḍ-ḍâllati wa hâdiya-ḍ-ḍalâlati; Anta tahdî mina-ḍ-ḍalâlati ‘urdud ˤalayya ḍâllati bi qudratika wa sultânika fa’innahâ min ˤatâ’ika wa faḍlika

Oh Allâh, Restituidor de las cosas perdidas y Guía de los extraviados. Eres Tú quien saca del extravío. Restitúyeme lo que he perdido por medio de Tu Poder y de Tu dominio de todo, pues no vino a mí sino es por medio de Tu don y de Tu favor.

Esta entrada fue publicada en Nuevos musulmanes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *