99 NOMBRES DE ALLAH LXXXII – AL ˤAFUWWU – EL PERDONADOR – EL INDULGENTE

99 NOMBRES DE ALLAH LXXXII – AL ˤAFUWWU 

¡Vosotros que creéis! No os acerquéis al salat ebrios, hasta no sepáis lo que decir; ni impuros – salvo que estéis de paso – hasta que no os lavéis. Y si estáis enfermos o de viaje o viene alguno de vosotros de hacer sus necesidades o habéis tenido relación con las mujeres y no encontráis agua, procuraos tierra limpia o pasáosla por la cara y las manos. Es cierto que Allâh es Indulgente, Perdonador. (4-43)

A estos Allâh les disculpa; Allâh es Indulgente, Perdonador. (4-99)

Pero una buena acción, tanto si la ponéis de manifiesto como si la ocultáis, o un mal que perdonéis…Allâh es Indulgente y Poderoso (4-148)

Así es. Y quien devuelva una injusticia con otra semejante a la que se le hizo y luego se cometa algún abuso contra él, es cierto que Allâh le ayudará. Allâh es Indulgente, Perdonador. (22-58)

Aquéllos de vosotros que repudien a sus mujeres; ellas no son vuestras madres. Sus madres son las que les dieron a luz y en verdad lo que dicen es digno de repulsa y es una falsedad. Es cierto que Allâh es Indulgente, Perdonador. (58-2)

Efectivamente, el ser humano es débil, tanto en su naturaleza como en su voluntad. Es ese el motivo por el cual Allâh es Ṣabûr (Paciente) con él, y le otorga Su Perdón tantas veces como Su servidor reconozca su falta. Por este motivo, los Nombres Divinos que hacen mención del aspecto de Allâh como Perdonador, abundan en el Corán, y son repetidos en él una y otra vez, dando de esta manera esperanza a aquellos quienes creemos en El e intentamos sinceramente cumplir con Sus sabios mandatos.

Mientras los Nombres Al Gaffâr y Al Gafûr hacen referencia al aspecto de remitir las faltas, el Nombre Al ˤAfuwwu, significa que Allâh no solamente borra la falta, sino las consecuencias de ésta, el castigo que la hubiera correspondido, así como el estado de frustración y perplejidad que ella deja impresa en el servidor de Allâh.

El Nombre Al ˤAfuwwu se refiere al aspecto divino de encontrarse por encima de todo sentimiento de rencor y de venganza por las faltas cometidas. De tal manera que El borra todo rastro de aquella falta e, incluso, si el arrepentimiento es sincero, puede hacer mejorar el estado de Su siervo, ya que desde ese momento se sentirá agradecido a Él, avergonzado de sí mismo y dispuesto a no recomenzar de nuevo.

Que Allâh nos perdone y nos borre todas nuestras faltas y sus consecuencias.

 

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.