99 NOMBRES DE ALLAH LXXXVII – AL ŶÂMIˤU – EL QUE REUNE – EL UNIFICADOR

99 NOMBRES DE ALLAH LXXXVII – AL ŶÂMIˤU – 

¡Señor nuestro! Es verdad que vas a reunir a los hombres en un día sobre el que no hay duda. Allâh no falta a la promesa. (3-9)

Ya se os reveló en el Libro que cuando oyerais los signos de Allâh y vierais como ellos los negaban y se burlaban, no os sentaríais en su compañía hasta que no hubieran entrado en otra conversación; pues en verdad que si lo hicierais, seríais iguales que ellos. Es cierto que Allâh reunirá a los hipócritas y los incrédulos, todos juntos en el Ŷahannam. (4-139)

Allâh es quien reunirá al género humano en un Día sobre el que no hay duda; un Día en el que todos serán iguales en posesiones; un Día en el cual no disfrutaremos sino del libre albedrío que Allâh nos quiera conceder. Allí comparecerán los Profetas, los hombres y mujeres virtuosas, los buenos, los malos, los hipócritas y los perversos; creyentes e increyentes.

Como resultado del destino de cada una de las almas, Allâh reunirá a unos con otros en el Paraíso o en el Infierno; y dentro del Paraíso, cada uno en su rango, con aquellos semejantes a él, o con aquellos a quienes él amaba en este mundo con fuerza y sinceridad.

Algunos junto al Profeta – sobre él la plegaria y la paz -, los otros profetas – sobre ellos la paz – sus compañeros – que Allâh esté satisfecho de ellos -, los virtuosos y los hombres de gran ciencia.

Otros estarán, cada grupo en su grado dentro del Paraíso. Allí no sufrirán penalidades, ni enfermedades, ni trabajos, ni fatiga.

Otros irán al Infierno y un día saldrán de él en virtud de su fe.

Otros se condenarán eternamente en él por sus maldades, su increencia, su hipocresía y sus ataques contra los Mensajes que Allâh – exaltado sea – ha hecho llegar a la Humanidad por medio de Sus Profetas – sobre ellos la paz -.

Y este destino es como consecuencia del asambleamiento de unos con otros en la tierra. Las almas son como los soldados, se unen en rangos, cada una de ellas junto a las otras que les son semejantes.

Es así que Allâh no deja solos a Sus creyentes; El hace que los unos se apoyen en los otros y tal y como se frecuentaban en esta vida, tomando a Allâh por estandarte, así lo harán en la próxima, gozando de una paz eterna; allí serán inmortales junto a un Rey de bondad y Misericordia.

Que Allâh nos haga de ellos.

Abdul Karim Mullor

 

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *