MANIFIESTO DE PRESENTACION DE NUESTRA ASOCIACION – ACEDI

A-s-salamu ‘alaykum

Queridos/as hermanos/as:

He aquí que todos estos años que preceden, concretamente desde el 2010 hasta hoy, culminan con la creación de una asociación y la celebración de un primer congreso, a los que invitamos a todos vosotros, musulmanes de buena voluntad de España y América Latina.

Leed pues con mucha atención y que Allah os ayude, os proteja y derrame sobre vosotros Su Misericordia.

MANIFIESTO DE LA ACEDI

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Que la plegaria y la paz sean sobre nuestro señor Muhammad, siervo y enviado de Allah, misericordia para toda la Humanidad; las bendiciones a su familia y a sus compañeros.

PRESENTACION

Queridos/as hermanos/as

Han sido muchos años detrás de este proyecto, el cual ahora deseo compartir con vosotros. Al principio me encontraba solo en esta bendita aventura; pero Allah hizo que me encontrara con hermanos sinceros y de confianza a fin de abordar esta tarea. “La Mano de Allah está con la reunión de los creyentes” – dice el hadiz – . Nadie puede realizar solo cualquier empresa importante que concierna a la Comunidad de los creyentes, porque Allah quiere que el Bien se haga en comunidad, y ello a fin de que los hermanos se auxilien entre sí y se establezcan entre ellos lazos irrompibles de amistad y de afecto mutuos. Porque, como dijo nuestro Profeta – ˤalayhi-ṣ-ṣalatu wa-s-salam – los creyentes en sus afectos mutuos son como un cuerpo, en el cual si una parte se encuentra dañada todo el cuerpo se resiente. Al contrario, si éste goza de buena salud, es porque todos los miembros se encuentran en paz y equilibrio.

No hay empresa justificada si no está destinada a ser útil, bien sea supliendo una carencia de un bien necesario, bien sea por extirpar un mal, o por ambas cosas a la vez. Y nuestro proyecto busca, sin ir en detrimento de todo bien ya establecido, reparar lo que se encuentra dañado y construir sobre sólidos cimientos una plataforma verídica y segura de doctrina y práctica del Islam en nuestra tierra y en América Latina.

Sabéis del mal creado por sectas, que disfrazadas de islámicas, están extendiendo la desunión entre la Umma bajo la astuta afirmación de practicar y enseñar el verdadero Islam; Islam este que ya se practicaba bien y correctamente en el mundo musulmán antes de la llegada de todos estos movimientos anti islámicos, enraizados en lo más profundo de la oscuridad, cuyos intereses no han nada de ver con lo religioso.

Estas sectas, económicamente muy bien dotadas, se han establecido en España y América Latina a una gran velocidad. Han construido centros de propaganda y han pagado nada desdeñables sueldos a aquellos quienes se han dejado convencer por el brillo del dinero fácil y de una fama que acaricie sus egos.

El panorama ha llegado a ser tan desconcertante que algunos conversos han llegado a creer que no hay otro Islam que aquel el cual ellos predican. Y ello porque el verdadero Islam, aquel que fue consensuado por los cuatro imames (Malik, Ibn Hanbal, Abu Hanifa y Šafi’i), y que fue seguido por los ˤulama y los maestros del Tasawuf, baluartes de la fe y referencias de la doctrina y de la Šari’a, ha sido olvidado por la gran mayoría. Y si bien existimos personas, quienes con nuestro esfuerzo y conocimiento podemos ser capaces de sacarlo a la luz, desgraciadamente no poseemos los medios para llegar a todos los hermanos y penetrar en los hogares de los musulmanes con nuestro mensaje, que no es otro que el verdadero mensaje del Islam, el cual le fue revelado a Muhammad – ˤalayhi-ṣ-ṣalatu wa-s-salam, fue seguido por los compañeros, las dos generaciones posteriores y las otras generaciones hasta la llegada del Wahabismo de la mano de los espías británicos y de su ayudante Muḥammad Ibn Abdil Wahab.

En efecto, Wahabismo, Salafismo, Tabligh, Hermanos Musulmanes, Ahmadiyya y un seudo sufismo incipiente, creado para destruir el verdadero Tasawuf, se han extendido y han creado un panorama desolador.

No obstante, gracias a Allah, aquellos quienes nos convertimos allá por los 70 hemos gozado del privilegio de aprender el Islam tal cual es. Si bien algunos fueron prontamente captados por alguna que otra secta, otros hemos quedado en pie fieles a nuestro pacto primigenio con Allah y el Islam.

No estamos aquí para juzgar a unos y otros, quienes probablemente fueron engañados y mal guiados a pesar de sus buenas intenciones. Al contrario, estamos para rescatarlos de su error y para reconstruir aquello que se demolió, pues afortunadamente los cimientos han quedado incólumes.

Y esto nos hace recordar aquel episodio de cuando el Profeta – ˤalayhi-ṣ-ṣalatu wa-s-salam – era joven, según el cual el Qurayš reconstruyó totalmente la Ka’aba sin tocar los cimientos. Nosotros, como Muhammad, queremos ser con la ayuda de Allah, quienes, con nuestras manos entrelazadas, pongamos de nuevo en su sitio aquella piedra negra que él colocó ante la estupefacción de todos.

¿Por qué no? ¿No dice el hadiz que Allah obra con nosotros según la idea que nosotros nos hacemos de Él? ¿No nos recuerda al Corán cuantas veces un pequeño grupo ha realizado grandes empresas?

Las personas quienes con la ayuda de Allah, somos aptos poner luz en la práctica del Islam, no podemos permitirnos el lujo de no estar juntos en el mismo proyecto. Hay muchísima gente en España y en América Latina que tiene necesidad de recobrar la verdadera guía, el camino luminoso, recto, seguro y sin trabas. Las personas que se convierten al Islam son automáticamente captados por las sectas; se les intenta cortar su soplo vital poco después de haberlo encontrado. No pueden encontrar el camino porque no encuentran referencias. Debemos nosotros entonces ser esa referencia necesaria. Y con la ayuda de Allah, nada es imposible si se tiene el convencimiento del éxito de nuestra empresa.

¿CUAL ES ESE ISLAM QUE DEBEMOS RECOBRAR?

La respuesta puede quedar resumida a una corta frase, a saber: “El Islam que se practicó desde los tiempos de la Revelación hasta la llegada de las sectas, la primera de las cuales fue el Wahabismo”.

La práctica de dicho Islam fue formalizada por los cuatro Imames: Malik, Ibn Hanbal, Abu Hanifa y Šafi’i. Su Aquida o doctrina fue desarrollada  por Abu Ḥaṣṣan Ašari y Abu Mansur al Maturidi. La ciencia del hadiz fue desarrollada por los recopiladores, estableciendo normas y clasificando de manera definitiva los hadices. Su espiritualidad tomó la forma de Tasawuf, formando parte esta doctrina de lo que el Profeta – ˤalayhi-ṣ-ṣalatu wa-s-salam – denominó com ˤIlm al Batin (Ciencia del Interior); ciencia esta que él mismo enseñaba a sus compañeros allegados, la cual sayyidina al Jadir enseñó a sayyidina Musa – sobre ambos la paz-.

La simbiosis entre estos aspectos del Islam: Ley, doctrina y espiritualidad, ha sido perfecta; sobre y ante todo desde el momento en el cual los cuatro imames practicaron ellos mismos el Tasawuf, y preguntaban a los maestros de esta ciencia de la época sobre los puntos espinosos que necesitaban una respuesta más cualificada. Como dice el Libro de Allah:

Preguntad a las gentes del Recuerdo si vosotros no sabéis.

Abu-l-Qasim al Ŷunayd, Ḥaṣṣan al Basri, Abdu-l-Qadir Ŷilani, Abu Ḥamid Al Gazali, Ŷalaluddin A-s-Suŷutí, Abu-l-Ḥaṣṣan a-š-Šadili, Al ˤArabi a-d-Darqawi, y otros muchos son exponentes claros de esa simbiosis de todas las ciencias del Islam. Ellos fueron a su vez maestros en las ciencias del Fiqh y sus especialidades, así como en el camino espiritual.

Ninguno de nosotros podemos olvidar que, en nuestra tierra, florecieron las ciencias como en ningún otro lugar en el orbe musulmán. Ya Ibn ˤArabi dijo que la calidad de los maestros espirituales de Al Andalus y el Magreb sobrepasaba con creces al de Oriente en aquella época. Ibn ˤArabi de Murcia, Abu Madiam de Cantillana, Ibn Masarra, Ibn Abbad de Ronda, Abu-l-Abbas al Mursi, entre otros, fueron exponentes de aquella época dorada del Tasawuf, así como Al Qurtubi lo fue del Fiqh e Ibn Rushd de la Filosofía.

Queda entonces delimitar, en base a todos estos datos, cual es la labor de reconstrucción a realizar. Cómo y qué herramientas tenemos, y de cuales carecemos, a fin de hacer llegar a todos los hogares de los musulmanes los principios de esta doctrina del Islam que se va perdiendo debido a la falta de medios para extenderla.

¿COMO APLICAR ESA DOCTRINA A UNOS TIEMPOS COMO ESTOS?

La palabra clave es “con Misericordia”. Vivimos en unos tiempos donde la Humanidad, en líneas generales, ha perdido fuerza. Es así que las prescripciones coránicas y de la Sunna no pueden ser aplicadas como hace 1400 años, pues las circunstancias sociales han cambiado y exigen una aplicación diferente de los principios subyacentes en los mandatos divinos, así como en las prescripciones dictadas por el profeta – ˤalayhi-ṣ-ṣalatu wa-s-salam -. Siempre, la jurisprudencia islámica tuvo en cuenta las condiciones de los tiempos para dictar leyes y principios hasta la llegada de los wahabitas con su Islam anglosajón a cambiar las tornas.

El Islam vive y deja vivir. Su doctrina y mandatos no están para convertir en un infierno la vida del musulmán en esta tierra. Esas doctrinas absurdas, tan de moda, basadas en la vestimenta y los ademanes externos, son propias de mentes obsesivas y cerradas, de gentes que no ven más allá de sus propios ojos. Han calado en la juventud radicalizándola, anulando el entusiasmo tan característico de los jóvenes, llevando a muchos de ellos a convertirse en seniles amargados antes de tiempo. Asimismo han estimulado el carácter prepotente de muchos jóvenes a fin de que se comporten con el resto de los musulmanes de manera altanera y prepotente.

Es así que se impone una misericordia a la hora, tanto de enseñar el Islam, como a la hora de aconsejar sobre su práctica, convirtiendo al musulmán en una persona llena de bondad y de positividad hacia sus semejantes, útil para sí mismo, la familia, los hermanos y la sociedad.

FORMA LEGAL DE NUESTRA ASOCIACION

Provisto la necesidad de organizarnos adecuadamente a fin de tener una plataforma de unidad y de trabajo, hemos creado la “Asociación Ceutí para el Diálogo intercultural” (ACEDI). Dicha asociación, por el momento, es de carácter local, debido a razones relacionadas con la urgencia de su apertura. Ahora bien, tenemos la firme intención de convertirla en nacional desde el momento en el cual se celebre el congreso que proponemos en este manifiesto.

La forma de la asociación, y este es un punto vital, no es la de una asociación islámica, sino simplemente de asociación cultural. Precisamente la razón principal de que la hayamos constituido como puramente cultural es la de poder evolucionar de manera más rápida y dinámica. Al mismo tiempo nuestros fines quedan mejor enmarcados en una asociación de tipo cultural, cuenta habida de que no tratamos de controlar los centros de culto, ni coordinar los cursos de religión en los colegios, ni ninguna otra actividad de ese orden. Aun así esta forma legal nos puede hacer crecer de una manera mucho más sólida y efectiva.

Más tarde, durante el congreso, delimitaremos mejor sus fines y estrategia.

LA NECESIDAD DE UN CONGRESO

Primeramente, debemos saber con qué equipo humano podemos contar a fin de poner en marcha el proyecto. Cualquier ayuda o colaboración son bienvenidas. No es necesario ser un sabio en materia de Islam o un experto en cualquier otra especialidad, sino simplemente, como mínimo, estar de acuerdo con el proyecto y participar en darlo a conocer a las personas de nuestro alrededor. Unos pondrán más, otros menos, ya sea en capacidad o en tiempo empleado, pero tanto unos como otros somos necesarios e indispensables.

Nada mejor que conocernos y comunicar directamente entre nosotros como punto de partida para ponerse a trabajar. Algunos nos conocemos ya, otros no; sin embargo, el contacto directo queda como indispensable desde el momento en el cual vamos a emprender una tarea en común.

Por eso convocamos a un congreso, el cual se celebrará un fin de semana de Septiembre, a todos aquellos quienes estén de acuerdo con esta empresa y puedan colaborar con ella, ya sea ahora, ya sea más adelante.

Seguramente bastará con el día del sábado mañana y tarde, o con la tarde de un sábado y la mañana de un domingo. Durante ese tiempo discutiremos sobre la estrategia a seguir y qué podemos aportar todos y cada uno de nosotros.

Ni que decir tiene que este congreso está abierto a hombres y mujeres, sin distinción de sexos ni de edades. Podéis acudir en familia si es posible y tenéis medios para ello.

Todavía no hemos elegido un lugar determinado, aunque sí podemos decir, que en cuanto a nosotros concierne, hemos pensado en Granada, Sevilla o Madrid, sin detrimento de que pudiera ser en cualquier otro lugar lo más adecuado para todos y lo más conforme a nuestras posibilidades.

Nuestra asociación parte sin fondos económicos, lo cual haría necesario una pequeña aportación de los miembros a modo de cuota, la cual podría quedar establecida en un mínimo de 5 Euros mensuales por miembro, los cuales serían utilizados en preparar otros congresos y en satisfacer las comisiones bancarias de la cuenta en vigor.

No vamos a pedir pues un gran esfuerzo económico, habida cuenta de cómo se encuentra la situación personal de cada uno, siendo por lo tanto necesario acudir a otras fuentes de financiación, las cuales no delimiten ni transformen nuestro ideario y estrategia de trabajo. Tenemos nuestras ideas al respecto; aun así estamos abiertos a sugerencias o ideas que puedan sernos útiles.

¿QUE NECESITAMOS A MEDIO Y LARGO PLAZO?

Si queremos hacer llegar a los musulmanes nuestro mensaje y nuestras propuestas, no podríamos hacerlo sin establecer un medio permanente de comunicación interactiva, y asimismo sería imposible hacerlo sin presentar nuestra propuesta islámica en forma de libros y publicaciones.

Efectivamente, la mayoría de los libros que presentan la verdadera doctrina del Islam se encuentran en árabe o traducidos al francés y al inglés. Las publicaciones existentes en español son exiguas e insuficientes. Es por ello que sería necesario traducirlas, bien del árabe, bien de otras lenguas, a fin de que los musulmanes pudieran conocer de primera mano los principios básicos de nuestra religión.

Asimismo se precisa una web potente, la cual debiera ser una referencia en el mundo islámico hispano, así como la redacción y edición de pequeños libros o guías que den respuesta a todas y cada una de las necesidades que se presentan en nuestra vida cotidiana y que sirvan a los nuevos conversos a poder dirigir sus primeros pasos en la religión.

Con el tiempo, se precisará subvenir a los desplazamientos a América latina de alguno de nuestros miembros a fin de celebrar conferencias y dar a conocer nuestro proyecto de primera mano.

Todo esto: traducciones, ediciones, distribuciones y web, hay que ser honestos, estamos lejos de conseguirlo, con lo cual se convierte en un objetivo a medio y largo plazo. Ahora bien, queda patente que con el importe de las cuotas es una misión imposible llegar a financiarlo. Queda pues, buscar financiación externa, y provisto que nuestras necesidades se podrían concretar con una suma no excesivamente grande, creemos que existen posibilidades reales de obtenerla por unos u otros medios.

Es esta la situación de partida, y esperemos que en breve tiempo puedan sernos abiertos otros horizontes.

DIALOGO INTERCONFESIONAL – RELACIONES CON OTRAS RELIGIONES Y LA SOCIEDAD

Somos conscientes, y lo hemos vivido en más de una situación, que algunos de nuestros contemporáneos no musulmanes no se han acercado al Islam, no solamente por la mala prensa que se le da a través de los medios de información, sino porque el mensaje que se les transmite de parte de algunos musulmanes deja mucho que desear, pecando de ser feo y anacrónico. Esto les asusta, como es lógico pensar, y el lugar de ingresar en una religión la cual ellos perciben como incisiva y a veces violenta, prefieren abstenerse de hacerlo, estando envueltos en un mar de dudas. Otra cosa sería, si el mensaje que les llega del Islam fuera claro como el agua y brillante como el sol. Y para ello es necesaria una organización como la nuestra, a fin de ofrecer una alternativa religiosa coherente, equilibrada y pacífica a todas aquellas almas que necesitan una explicación de la existencia y de sus mismas vidas, así como una guía de sus pasos en el camino del bien.

Por otro lado, viendo la deriva que toma nuestro mundo, la falta de valores morales de referencia, el materialismo y el individualismo crecientes, es más que nunca necesario, un diálogo abierto y respetuoso con los miembros de las otras religiones. La utilidad de esto es la de dar a conocer la auténtica doctrina islámica y trabajar juntos en programas de interés social y de ayuda humanitaria, a fin de hacer ver a nuestros conciudadanos que el espíritu religioso es lo único que puede sacar a la sociedad de esta ausencia de valores.

Los principios expresados por los diez mandamientos que Allah reveló a Musa – sobre él la paz – son comunes a las religiones del Libro y al Islam, y se trata de un punto de partida suficiente para poder, juntos, inculcar una moralidad a la Humanidad tan exenta de valores.

Es en este sentido que ya hemos comenzado a establecer contactos con los miembros de dichas religiones a fin de llegar a una entente satisfactoria en este sentido.

EL LUGAR DE LA MUJER COMO EDUCADORA EN EL ISLAM

Primeramente, debemos explicar que no estamos de acuerdo con ninguna de las corrientes que tratan de ofrecer a la mujer el papel de Imam director del salat. Es algo que Rasul – sobre él la plegaria y la paz – nunca estableció, y sobre este punto no cabe más discusión.

Ahora bien, ¿significa esto una primacía general del hombre sobre la mujer musulmana? El Corán y los hadices nos explican claramente las diferencias entre uno y otro, y creo que si se reflexiona adecuadamente se pueden extraer una serie de conclusiones muy interesantes.

Lo que es cierto, y no es de recibo, es que en los países árabes las mujeres han adoptado una postura de pasividad particularmente llamativa hacia el estudio de las ciencias islámicas. Estudio este, que en algunos países se les ha llegado a negar de manera fraudulenta. Ello no exime de su responsabilidad a todas estas mujeres, que por pasividad, nunca buscaron aprender la ciencia.

Por tanto, nuestra asociación quiere reivindicar el papel de la mujer como educadora en el Islam. Una mujer no solamente debería estar capacitada para enseñar a otras mujeres, sino inclusive a hombres.

Hemos observado que en los países árabes en innumerables ocasiones las mujeres son más religiosas que los hombres, y si a ese espíritu religioso pudieran ofrecerle la riqueza del saber podrían constituir una fuerza que cambiaría la sociedad desde su misma base, que es la familia.

Abogamos por tanto por la igualdad de la mujer en materia de educación, estudio y enseñanza del Islam, así como por el reconocimiento de aquellas mujeres que destaquen sobre los hombres en esta materia, o que destaquen sobre la mayoría de los hombres.

LA JUVENTUD MUSULMANA

Seguramente el colectivo más vulnerable para ser adoctrinado es la juventud. Por eso, nuestra asociación es consciente de que debe desarrollar programas para los jóvenes, comenzando desde la edad de la adolescencia a fin de preservarlos de ser blanco de aquellas sectas que los buscan para adoctrinarlos, y asegurarse así una continuidad generacional para su propia subsistencia. En este sentido, tenemos pensado, y lo diremos en nuestro primer congreso, formular una serie de propuestas y proponer una serie de actividades.

RELACIONES CON LAS COMUNIDADES ISLAMICAS, CULTURALES, HUMANITARIAS O INTER RELIGIOSAS

Nuestra asociación suscribirá tratados o contratos de colaboración con todas aquellas comunidades islámicas las cuales posean una visión idéntica o similar sobre la doctrina y práctica islámicas. Nuestra intención no es rivalizar sino establecer una colaboración fluida y dinámica

Asimismo lo haremos con todas aquellas asociaciones culturales con las cuales podamos colaborar en proyectos comunes.

En cuanto al diálogo inter religioso se refiere deseamos abrir canales de contacto y de colaboración en materia cultural y de ayuda humanitaria, así como en la consecución de encuentros.

CONCLUSIONES

Sirva este manifiesto como una corta presentación de nuestra asociación y su proyecto.

Os invitamos a todos vosotros a pertenecer a ella, o a suscribir tratados de colaboración con nosotros. A veces, no es solamente el trabajo lo que puede hacer bien a este proyecto, sino incluso la simpatía y estar de acuerdo con nosotros, lo cual nos puede servir a fin de crear un clima de cambio en el panorama islámico hispano.

Personajes como aquellos quienes van dando charlas de acá para allá sufragados con el dinero saudí o iraní, son de nefasta influencia, transmitiendo el mensaje erróneo del Islam que satisface intereses políticos de determinados países, cuyas bases de actuación se encuentran en sitios específicos y conocidos, como por ejemplo la mezquita de la M30 en Madrid y mezquitas salafistas. Todos estos personajes están destruyendo la verdadera doctrina del Islam, y nosotros estamos obligados a salir al paso de esta ignominia a fin de reconstruir la casa del Islam, tal y como en la época del Profeta – sobre él la plegaria y la paz – se reconstruyó la Ka’aba desde sus cimientos.

Que Allah nos perdone, nos guíe, nos dirija de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

Abdu-l-Karim Mullor

Ceuta, 16 de Ramadan de 1439

Esta entrada fue publicada en Artículos, Noticias. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a MANIFIESTO DE PRESENTACION DE NUESTRA ASOCIACION – ACEDI

  1. Haj Ali ihsan.al mallorqui dice:

    Asalam aleikum hermanos. Me parece una buena idea .

  2. Jadiya Islam dice:

    Me ha paracecido, escueto , claro, y conciso.

    In sha Allah se puedan abordar todas las dudas al respecto.

    Cabe destacar, a mi entender, la definicion de secta con nombres y apellidos, asi como aclarar la posicion «politica — juridica», teniendo en cuenta q no se puede obviar.

    Felicidades .
    In shaa Allah swt nos vemos y ojalá pueda ser útil a la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.