99 NOMBRES DE ALLAH – LIX – LX – AL MUBDI’ – AL MUˤID – EL ORIGINADOR – EL RESTAURADOR

99 NOMBRES DE ALLAH LIX –  LX – AL MUBDI’ – AL MUˤID 

Si existen diferencias sutiles entre ciertos Nombres Divinos, el que nos ocupa, Al Mubdi’, es uno de aquellos ante los cuales encontraremos muchas personas quienes experimentarán dificultades en distinguir el concepto que representa.

Al Mubdi’ es Allâh en su función de Creador; ahora bien, sabemos que el Nombre Divino “El Creador” – Al Jalîq – ya existe para satisfacer este concepto. No obstante, Al Mubdi’ se refiere a la función Divina de originar la existencia de algo desde el origen. Mientras tanto, Al Jâliq se extiende al acto de crear dentro y fuera de la existencia.

Podríamos argumentar, aun a pesar de esto, que es precisamente eso lo que hace Allâh como Al Jalîq; pero este atributo se refiere al concepto general de crear, mientras que Al Mubdi’ contempla el acto Divino de originar la existencia de algo. El término en sí, en cuanto al léxico se refiere, indica la función de inventar algo nuevo y de ponerlo en marcha en la existencia.

En cuanto a Al Mu’id (El Restaurador) ha sido comentado junto Al Mubdi’ varias veces en los hadices.

Abû Ḥamîd Gazali nos explica la diferencia entre estos dos últimos atributos, cosa que nos ayudará a comprender mejor como debemos conceptuarlos

“Al Mubdi’ – El Originador –y Al Mu’id – El Restaurador – ; estos términos significan aquel que da la existencia, y cuando este principio nunca ha sido precedido por algo semejante, se le llama un comienzo; pero cuando si es precedido de algo que se le asemeja, entonces se le llama restauración… todas las cosas han comenzado con El y son restauradas por El; todo ha comenzado en El y en El todo es restaurado.”

Por poner un ejemplo de las palabras de Al Gazali: El crea la Humanidad, y la hace pasar de la vida a la muerte; de la muerte a la vida.

Creo que no se os ha escapado el hecho de que para comprender ciertas cosas de los atributos divinos es necesaria una ciencia a la que ni el Fiqh ni el ˤIlm clásicos son capaces de alcanzar.

Dichos conceptos son entendibles por aquellos quienes han recibido la “certeza” (Yâqin) o “una ciencia procedente de Allâh”; como dice el Corán, hablando del conocimiento del Jadir, relatado en la Surat al Kahf cuando en el  acontecimiento del encuentro de éste y de sayyidinâ Mûsâ – sobre ambos la paz -.

Hay una barrera donde se bloquean el conocimiento racional, los silogismos de la lógica filosófica, así como las más dotadas percepciones e imaginaciones.

A esta ciencia es imposible acceder sin un Permiso Divino y sin tenerlo asignado desde nuestro nacimiento.

Es un Favor de Allâh que El concede a quien quiere. A El la Alabanza, la Gloria y el agradecimiento.

Abdul Karim Mullor

 

 

Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.